Followers

Sunday, September 04, 2005

Estampas

En la tarde noche
de aquel viernes fatídico,
se cruzaron dos miradas
como lanzas afiladas.
Ninguno esgrimió argumentos
valederos.
Unos compases muy suaves
rasgaron el crepúsculo
con las notas de una guitarra.
El odio se hizo carne
en los cuerpos envarados.
Una estrella asomó
como santo y seña
de la noche niña,
y en los techos
enmohecidos
se posó una golondrina
viajera.

6 comments:

indianguman said...

Qué lindo, qué profundamente triste. Los versos de la estrella como santo y seña de la noche niña son muy hermosos. Nuevamente has estampado una imagen imborrable. Gracias...

Lety said...

Aquí estoy en respetuoso silencio, ante el poema y ante el comentario de nuestra querida Indianguman. Que Dios los bendiga a los dos.

fgiucich said...

Queridas amigas:
Son muy generosas con este aprendíz de juglar. Gracias y Abrazos.

TiNO RO said...

Los viernes desde inmemoriables tiempos son fatídicos, pero gracias a las golondrinas es que queda esperanza. El próximo viernes veremos.

Buenas letras,
saludos

Tino RO.

fgiucich said...

Se agradece la visita y el comentario. Espero que se repita. Saludos.

Gabriela Zayas said...

Puro y escueto. Me gusta,saludos.