Followers

Saturday, April 29, 2006

La esquela

Escribió la esquela
con mano insegura,
sin saber que sería
la última de su vida.

"Querida madre,
deseo sepas que
estoy bien, esperando
muy pronto termine
esta guerra y pueda
retornar a casa.
Dile a padre
que todas las noches,
mirando las estrellas,
lo recuerdo con amor
y respeto.
Te abraza,
quien mucho te quiere".

Cuando las tropas
tomaron la colina y
arrasaron las trincheras,
el repliegue fue inmediato
y desordenado.

Junto a la casamata
del lado este, donde
el alambrado desprendido
formaba un ovillo gigantesco,
una hoja escrita con letras
desteñidas, flotaba al viento
bajo el fuego cruzado de los
morteros.

21 comments:

nika said...

las imágenes de tus poemas son tan poderosas que se dispersan por la habitación mientras uno las lee e impregnan la atmósfera con aromas y sonidos.

saludos.

Anawin said...

Cuantas cartas se han recibido así con la dureza de la guerra. Maldita guerra. Buen post, como siempre. Besos.

Pancha said...

Cuantas emociones hay escritas en aquellas esquelas! Todas las esperanzas en continuar viviendo... un abrazo

Rantes said...

el sin sentido de la guerra, me duele hasta pronunciarla.......

Sheba said...

Paz, siempre paz.

alma said...

Escribió la esquela como intuyendo...

Gabriela Zayas said...

Acabo de ver un documental sobre Sarajevo y de recordar aquellas concentraciones que hacíamos todos los lunes a las 8 de la noche, en que en el ayuntamiento de Sant Cugat sonaba una grabación de más o menos un minuto: era real. Era un bombardeo de los miles que sufrió esa ciudad. Por un minuto, los congregados sufríamos metafóricamente el horror de la guerra. Y era terrible. Este poema tuyo me ha vuelto a recordar ese horror, junto con el documental.
Muerte, sangre y dolor...es tan difícil olvidarlos porque no cesan.
Un fuerte abrazo.

Lety said...

Bien lo dice la Biblia, no somos dueños ni un de un pelo de nuestras cabezas, la certeza de la vida, sólo ponerla en manos de Dios.

Estremecedor poema, como siempre Don Fernando. Mi beso en la frente para usted

Zuriñe Vázquez said...

Veo que escribes tus propios poemas. Triste historia contado en poesía. La realidad de las guerras en pocas palabras muy escogidas.

Ipnauj said...

No importa el día, le guerra siempre está ahí y nuestra indiferencia también.

Un gran saludo.

Ponto García said...

¿Viste "Soldados de Salamina"?

Pepet el Anacoreta said...

Hace poco estuve en la exposición Rusia del Guggenheim y me sorprendió como un pintor plasmó la guerra de manera terrible y onírica tras haber sido herido en batalla.
Me encantaron tus líneas,espero que tenga un efecto de conjuro y que Dios o lo que sea nos salve de las guerras.

Eliza Doolitle said...

Cuanto sentimiento... me gusta mucho

indianguman said...

Bello, que más decir. Imágenes en technicolor, reflexiones profundas.

un abrazo!

Laura said...

Muchas cartas habràn sido como estas y escritas en esta circunstancia. La realidad supera la ficción.

DINOBAT said...

La esquela....el corolario de aquello que fué, por bien o por mal, sin sentido o con el, pero que se llevan una parte de nosostros mismos.....

Bohemia said...

Que pena me dan las cartas que nunca llegan a su destino, sus palabras son como fantasmas errantes que se quedan suspendidos en el tiempo.

Besos

Coralya said...

Que hermosa historia y que triste a la vez, que por la guerra la familia se encuentre separada, ojala casos como éste no existieran. Muchos cariños desde acá.

Coralya

Daniela said...

recordando a quienes nos dieron la vida y tratando de buscar en ellos el refugio que tanto deseamos
slds

Cicindela Zida'ya said...

Ultimas letras llenas de amor, esperanza...que triste no llegaran a su destino...aunque para quienes estaban dirigidas seguro que sabian el sentir...

Gabriela Zayas said...

Este poema me ha recordado "La chaqueta metálica" y la crueldad ignominiosa de las guerras. Un abrazo.