Followers

Sunday, April 02, 2006

La prueba

Le preguntaron si la noche
del crímen estaba en la ciudad.
Dudó en responder,
se aferró a la silla,
y no atinó a secarse
el sudor que le corría
a raudales.

Sí - contestó -
estaba en la ciudad.
-¿ Puede decirme dónde?-
- En la casa de mi madre -
- ¿ Horario? -
La duda volvió al galope
y un fuerte dolor en el pecho
lo abatió aún más.
- Cerca de las 23, y me quedé
hasta pasada la medianoche,
creo, porque no me fijé en
la hora exacta -

El policía con más teatralidad
que oficio, sabiendo las bazas
con las cuales estaba jugando,
abrió sin apuro el cajón
del escritorio y extrajo un
sobre blanco, como el rostro
del hombre interrogado.

- Aquí - dijo - hay unas cartas.
Silencio.
- Sería importante - continuó -
que Ud. reconociera la letra o,
caso contrario, las mando a un
peritaje caligráfico -

Los tambores de guerra
sonaron con rítmo frenético
en aquel corazón perforado ,
vaya uno a saber, por cuantos
alfileres al rojo vivo.

Nada contestó el sospechoso.
Cuando el uniformado intentaba
introducir la mano para sacar
los papeles, un sollozo
explotó al otro lado del
escritorio y en un grito
que salió alarido, exclamó:
- Yo la maté, señor -
- Yo la maté por amor -

23 comments:

YoHannah said...

"Matar por amor" Todo un contrasentido. Vivir por amor, ese es el reto y lo creativo.

Un abrazo entrañable

Hannah

Laura said...

Matar por amor es morir por amor también, no?

Enric said...

uf, no quiero ni matar ni mori por amor!

Enric
PD: por eso le tengo miedo!

Anawin said...

Siempre un crimen es injustificable, aunque sea pasional. Besos.

Eduardo said...

Ay no! El amor no debe ser motivo de crimen nunca, sería insultar algo tan bello.

Un abrazo.

Eliza Doolitle said...

Matar por amor? Egoísmo diría yo...

Sovka said...

Me ha encantado!
Y a veces resulta inevitable matar por amor o morir de amor.
Abrazos.

Ponto García said...

Bello.

Saludos.

Ingeniador said...

¿No será que es la consecuencia natural de salir A MORIR MATANDO?

Lety said...

Cierto cierto Laura y Eduardo por ahí andaban mis deducciones. Muy bueno el cuento. No el matar, preferible morir.

Besos a todos

Olie said...

¿Por amor?
¡Claro que no!
La asesinó por una pasión incontenible, por una furia irrefrenable, por obsesión o por iracundo egoísmo...
El amor es el disfraz para que la rabia se mitigue, se suavice, se modere. Para que el tribunal se conmueva. Para que absuelva.
Femicidio: es el gran delito de Latinoamérica. Sus padres son la violencia intrafamiliar, el machismo dominante y la desidia del sistema judicial.
Buen tema. Apasionante como el delito mismo.
Olie
(Abrazos de madrugada)
4-4-2006
2.18 hrs. am.

Rantes said...

no me gusta eso de las citas, pero tengo una perfecta para esto
"si yo fuera tu asesino, conmigo nunca tendría clemencia,
y me condenaría a muerte, que es condenarme a tu ausencia".
Ismael Serrano.
chau, un gran abrazo....

Pancha said...

prefiero morir de amor... que también puede ser vivir la ausencia y el abandono... un abrazo mi Senhor Fernando...

Ipnauj said...

Entonces hay que condenarlo a vivir, a vivir sin ella.

Un gran saludo.

indianguman said...

Viste Fernando, ya nadie duda de lo que tú escribes son microcuento-poemas. Creo que estás haciendo algo original. En este caso, muy bien logrado el suspenso y la descripción psicológica de los personajes. como siempre me admiro de que lo logres en tan pocas líneas.

Un abrazo

En el bosque encantado... said...

qué divertido... o qué trágico...
tus personajes aseguran que son culpables, mientras los míos aseguran ser inocentes...
un saludo
un abrazo
y un color...
cualquiera...
el color del que esté teñido tu corazón

RODOLFO GAINZA said...

Aunque doloroso, bello tu escrito.
En lo que llevamos del año, en Chile han sido asesinadas 8 mujeres por sus "parejas".
Me parece que aquello NO PUEDE SER AMOR.
Es apenas el más vil acto de cobardía, celos y egoísmo.
Agradezco tus palabras en mi blog. Lo más difícil para mí, es hacer lo que ahora estoy haciendo: Comentar a mis amigos. Por falta de tiempo, ya que el trabajo está fuerte y el tiempo escaso.

Un abrazo.

Araceli Casanova said...

Todo depende de que crimen estemos hablando, hay muertes que son pura vida.Un abrazo.

Lila Magritte said...

Qué suerte la de quien no es tan amada y obtiene el derecho a vivir.

Freyja said...

y aqui veo que lo que escribes es bello
un abrazo grande

besos y sueños

Bohemia said...

Ninguna muerte está justificada y menos por amor...

Me ha gustado la atmosfera de tu texto...

Besos

duberbal said...

Me imagine la escena...

Eliza Doolitle said...

He cambiado de opinión... Ya no cierro mi blog