Followers

Monday, November 07, 2005

El precio

El tintineo
de las monedas
sobre el plato de loza,
incubó la codicia
en los ojos del hombre
que,
bebiendo un tinto
con gusto a quebracho
en el fondín
de mala muerte,
esperaba la oferta
para arreglar
el negocio.
Le pareció justo
el precio,
terminó el vaso
de un trago rápido,
palpó el cuchillo
en la funda
y salió casi corriendo,
para cumplir con
lo pagado.

11 comments:

Bohemia said...

Es que hay precios que no tienen precio, ganancias manchadas...

indianguman said...

Me gusta como vas desarrollando una temática que roza lo social y pone la naturaleza humana en el tapete, con estos poemas que son a la vez micro cuentos con un ritmo pausado pero firme.

Muy intersante... voy a volver a leerme tus archivos.

Un súper abrazo!

Gabriela Zayas said...

Fernando, me ha encantado el lenguaje, la atmósfera, casi huelo el tabaco y el vino...
Un abrazote.

nika said...

Me recordó mucho "El Sur", de Borges, y ese es uno de los cuentos que más me gustan.

Lety said...

Es cierto Don Fer, yo no analizo mucho, sólo dejo que la historia se infiltre en mi conciencia y la gozo o la sufro según las circunstancias, pero nunca me deja ajena. Besos para todos amigos queridos

claudisima said...

Los precios que uno decide pagar por alguna cosa solo dependen del valor que estas signifiquen para cada uno.

Es por eso que dependiendo de la circunstancia y de lo importante que este sea, podemos pagar valores incalculables por obtener lo que deseamos.

La pregunta es ¿Cuánto seremos capaces de pagar por nuestra felicidad?

Saludos.

Mary Carmen San Vicente said...

Sabes, siempre me quiebro la cabeza cuando quiero expresar en un poema algún suceso de tipo social o reflexión, me gana lo cursi o yo que sé, y cuando te leo me da envidia (pero de la buena ehhh), porque tú lo llevas de una manera sencilla y clara, como un relato vas mostrando las situaciones y ese toque de poesía que le da la forma ideal.

Mereces estrellita en la frente !

Laura said...

Tus poemas son estampas urbanas muy pintorescas, al igual que los personajes que aparecen en ellas.
Muy bellos

kiantei Castor said...

Gráfica postal de un suburbio que puede encontrarse más cerca de lo que pensamos,
la taberna, el olor a corcho impregnado, los ojos brillantes del sicario,
me envolvió.

Un beso.

Catalina Pimentel said...

disculpa mi personalidad entrometida, pero ¿porqué presionas tantas veces enter?

Veronika' s World said...

Dicen que todo tiene un precio en la vida...
Muy buen texto, te felicito