Followers

Sunday, October 16, 2005

Estampas (VI)

Cuando los gritos
de mis pesadillas
iluminan esa esquina,
la calle Garibaldi
explota como mil petardos.
Y comienzan a despertar
los vestigios
de aquella niñez olvidada.
¿Te acuerdas hermano:
el almacén de Don Agapito,
el surtidor de Gorostiaga,
del Nene y el Pistola,
el sastre Ortíz,
el arroyo Jaén,
Tutucho y Manucho,
el cine Roma,
los quilombos de Hernandarias,
la pelota de trapo,
Kikí y Viyú,
Fausto y Amilcar,
el mariscal del aire,
los bollos prohibidos...?
Todo se ha perdido
en los vientos del pasado.
La casa ya no está
y nosotros no somos
los mismos.

7 comments:

indianguman said...

Otra estampa nostálgica, y qué nombres evocadores, me supo tan argentina. Me encantó y me dieron ganas de comer de los bollos prohibidos y correr a esconderme luego tras algún farol.

Sabes amigo, extranio esas nostalgias, que una esquina se me llene de petardos o hasta de pesadillas. Aquí en Finlandia ninguna esquina me evoca nada.

Un abrazo!

Laura said...

Fer:
nuevamente estampas fotográficas!
Me gustaría que fuese posible retroceder en el tiempo e internarme en la calle Garibaldi para experimentar todas esas sensaciones y ver todos esos personajes!
Nosotros, los hijos de los "barrios cerrados", "de las esquinas con custodia" no conocemos demasiado la vida de un barrio y sus personajes.
Te dejo un cariño

Laura said...

Indianguman:
aunque en algún punto te entiendo, creo que todos los lugares, aun las esquinas finlandesas, evocan algo. Tal vez añores tanto tu patria que no puedan mostrarte su historia. Pero adelante! En tu interior hay muchas esquinas floridas!

Lety said...

Lindos amigos, me pintan una vida que no conozco, pero que se me antoja y Laura tiene razón Indian, no sólo en las esquinas floridas, también en que cuándo vuelvas de Finlandia, empezarás a describir amorosamente los recuerdos que traerás contigo. Don Fernando, fuerte pilar en el que descansa nuestra amistad, lo saludo

pepa said...

no, no somos los mismos, pero la esencia de lo que fuimos sigue habitando en nosotros, y también, a menudo, las miradas.

Gabriela Zayas said...

Me sumo a la hora de decir que tus estampas poéticas, Fernando, nos concitan toda una nube de imágenes, y tus palabras nos reúnen en un club de lectura colectiva de mucho provecho e interés.
Un saludote.

Emilio said...

Todo un recuerdo. A mi me da por guiarme ante los aromas. Ellos son una muy buena guía del recuerdo, me transportan a antuguos , buenos y malos años. Te visito!