Followers

Wednesday, October 05, 2005

Estampas (V)

La esperó a la
salida del baile,
con el arma
bajo el poncho
y los dientes
apretados.
Tenía las entrañas
perforadas por el
alcohol barato
y un sabor amargo
a odio puro
le salpicaba
el rostro curtido.
Quiso dar unos
pasos vacilantes
sobre la escarcha
embarrada,
pero las piernas
no le respondieron.
El percutor del
revolver le
hacía doler la
cintura y la
espina clavada
en medio del pecho
parecía una
flor herida por los
picos de un cuervo.
Un disparo cruzó
el espacio
y una mancha
roja darramose
más alla de las
piedras.

6 comments:

Lety said...

Esta estampa me dice cuán parecidos son nuestros pueblos y también me habla de la inconsciente colectivo que dicta y el poeta copia sin importar el hemisferio en que vive. Amaradás, miembro del colectivo poetico cardo, acaba de presentar un libro, que tiene una sección que se llama "rancherías" las palabras son distintas, los poemas se encuentran. Mi abrazo para usted Don Fernando.

Laura said...

Una pintura más que un poema!
Las palabras huelgan

TiNO RO said...

He leído tus cinco ESTAMPAS.

Las anteriores me han parecidos magnificas poéticas, con la justa dosis metáforica. Pero esta me desencajó un poco, me parece más, y creo que funcionaría mejor, como un microcuento.

Siempre te leo y creo que tu poesía es notable dentro de los blog: directa, con la melodía justa, evocadora de imágenes y potente.

Saludos,
Tino RO

Gabriela Zayas said...

Por fin volví a estar en circulación, me encanta volver a leerte. Un saludo cordial.

VAMFIRE said...

La realidad que muchos desconocen...los efectos de ser cautivos del alcohol...

indianguman said...

Sí, como TinoRo esta estampa me pareció más como una minipelícula. Me suma también a su opinión en cuanto a tu poesía, es casi perfecta, tiene el toque justo de todo, música, cabeza y paciencia oriental. Y esta estampa mmm... me trajo sensaciones pasionales, adrenalina, y el recuerdo no sólo de mi tierra, sino de la naturaleza humana, universalmente pasional y llevada al extremo por los CELOS. Son mi karma, así que la historia me atrapó. Espero nunca matar a nadie, jijiji...