Followers

Monday, June 30, 2008

Olvidar

Hay amores que
no se olvidan.

Tú y yo lo sabemos
muy bien.

Recorrimos los viaductos
del destino
acompañados por el sol
y las tormentas de verano.

Muchas lágrimas
bañaron los contornos
de esa vida,
transitada con
intensidad de hoguera,
acorazados contra
los frios ribetes
de la angustia.

Cuántos años pasaron
y, todavía hoy,
te recuerdo con la plenitud
del pensamiento,
sin poder apartar
de mis manos
el calor de tu vientre.

30 comments:

Maybe said...

Aunque triste, también me parece hermoso, difícilmente ese tipo de amores se olvidan, están tatuados en el alma...
Saludos.

Claudia Perotti said...

Adoro ler-te!
Por aqui tudo tem um ritmo cantante e tuas palavras nele tornam tudo mais intenso e bonito.

Beijinhossssssss

Raquel Fernández said...

Es cierto, hay amores que jamás se olvidan. Siempre nos acompañan, más allá de la ausencia y la distancia.
Precioso poema, dulce y nostálgico.
Un abrazo.

George said...

no sé por qué me parece que ya publicaste algo parecido.!

Rodrigo said...

mi querido amigo...mi fiel y querido amigo...todo mi afecto poetico para vos...y también el fraternal, el que se cultiva en la perseverancia.

Laura said...

Mucha melancolía musical!
Abrazos

Malena said...

Tú lo has dicho, Fernando:Hay amores que jamás se olvidan. Que los tienes presentes en tu vida y que al venir a tu mente los recuerdos, se dibuja una sonrisa dulce en los labios.

Un beso.

belita said...

Hay amores que no se olvidan y duelen a pesar del tiempo, también trae el recuerdo cosas buenas, pero duelen.

Besitos

Abril Lech said...

Bellísimo!!! Como todo Clara. Escrito con tanta ternura!

Trini said...

Pues sí, algunos amores se tatuan como a fuego y, nuestros corazones, se empeñan en mantenerlos encendidos...

Un abrazo

gaitero en el exilio said...

Para poder seguir viviendo

Ya no me queda más que el recuedo
Solo quedan marchitos los te quiero
ya no tienen razon de ser los celos
ni convertir mis dias en infiernos

Si bien el horizonte que veo
es un oscuro día de invierno
en mi mismo me encierro
y así no sufrir queriendo

Poder curar el corazon enfermo
para poder amar sin pretexto
para volver a decir estoy contento
pensar que un mal sueño fue esto

Para que el recuerdo no siga hiriendo
Para deshacerme del encantamiento
Para que no ocupes mi pensamiento
Para que, por fin, pueda seguir viviendo




Cuando mi cruz, deje de ser tu cara

Cuando mi cruz, deje de ser tu cara
mi antidoto sea esta rima envenenada
cuando sienta que no siento nada
cuando tu luz ya no sea cegadora

Si al mirarte no me cambia la cara
si tu eres flor, no quiera ser planta
sere más perro si te tornas gata
me arreglare cuando te pongas la bata

Si tu dices tierra yo no te diré cielo
si tu me mientes yo me sincero
si tu eres el calor, yo mutare en hielo
si tu sorda, yo ruidoso gaitero

Cuando sientes y yo no padezco
si yo moreno por ti no palidezco
si ya no tengo que escribir lo q siento
entonces te dire: ya no te quiero

dos cosas que escribi, estan por mi blog... hace tiempo que estoy olvidando...

Raquel Fernández said...

Fernando, terminé de rearmar el blog (ahora sí las publicaciones van a estar espaciadas, jajajjaja) y me tomé la libertad de enlazarte.
Un beso muy grande y gracias por todo.

Jesús said...

Hay amores que marcan

Charo Bolívar said...

El amor toca el alma y el corazón, y siempre deja una cicatriz.

Fernando Sarría said...

hay rescoldos en los recuerdos donde cualquier brisa despierta el fuego...

angélica beatriz said...

Hola mi dulce Amigo. Hermoso volver a escucharte. Gracias.

Mil besos.

Los Pecados de Lola said...

Me emociona descubrir que tengo muchas cosas de vos. El romanticismo sera una de ellas?? no lo se, pero el arte si corre por nuestras venas.
Te amo cada dia mas.
Gracias por tus visitas y comentarios, son un mimo para el alma

Algaire said...

Hay amores y otras muchas cosas que no se olvidan nunca, unas por felices y otras por dolorosas, pero eso no debe de impedirnos disfrutar del presente.
Un saludo

El Dueño de los Cajones said...

Todo amor deja una firma a su paso.

Buenas letras...

LiterataRoja said...

amores que se nos marcan,
que nos impregnan
y que nos duelen...

para escribirles poemas, son los mejores!

besos!

Bohemia said...

La memoria no muere, no muere el recuerdo de lo que se ama...

Bss mi querido amigo y disculpa mi tardanza en pasar, he estado liada y debo visitas pero comienzo por aquí...

BSS

Isabel Romana said...

Hay amores imposibles de olvidar. Y seguramente no deberíamos tratar de olvidarlos, porque en los malos tiempos sirven para caldear el corazón. Besos, querido amigo.

Gwynette said...

Sé de qué hablas, corazón ! :-)

Besitos para ti

M.M. said...

Si, hay amores que no se olvidan, por más que el tiempo haga su mejor trabajo. Será que nuestros recuerdos nunca terminan de abandonarnos.

Hay amores que no se olvida. Totalmente de acuerdo.

Un abrazo,

Maya

MORGANA said...

Porque si los olvidamos, olvidariamos una parte esencial de nosotros mismos.
Besitos.

Indianguman said...

Ay amigo, ojalá no fuera cierto lo que dices, ojalá vivir en una dulce amnesia, aunque por otro lado si así fuera...no existiría la poesía

besitos

Raquel Fernández said...

Fernando, ¿esta es tu última entrada? Mi PC no está actualizando algunos blogs. Si publicaste algo más, te ruego que me envíes el link para poder leerlo.
Un beso grande y buena semana.

Mary Carmen San Vicente said...

¡Ay Diossssss!

Veronica said...

q bueno ! y es asi...

yo digo que no es q no se olvidan..sino que quedan como cicatrices ..cada vez q las vemos recordamos ese amor q fue..como la cicatriz de una cesarea...te recuerdo un lindo momento, un nacimiento....

amores...

princess olie said...

Calor en las manos
y una hoguera de ácido
navegando por el mar
de tus emociones...

Curiosamente,
el amor nos desbarata
incluso fisiológicamente...

Cariños,