Followers

Sunday, July 06, 2008

Demencia

Entendió, en ese momento
que transcurre entre
la locura y la oscuridad
total,
que el final de la jornada
estaba muy cerca.

Hizo el intento de cruzar
los lindes del jardín
en busca del hechizo,
pero se topó con un
coro perverso
de voces enfermizas.

Era la tierra de nadie
donde crecen los
árboles congelados
y la mente muere,
casi sin fuerzas,
agobiada por las
termitas del alma.

22 comments:

MentesSueltas said...

Me impresiono este poema, bello y profundo.

Te abrazo
MentesSueltas

Pablo said...

Hay veces que no merece la pena salir de donde estamos.
Muy pesimista para estos calores pero muy bien escrito

Isabel Romana said...

Siempre consigues conmoverme. Un abrazo.

angélica beatriz said...

Mi Amigo querido, cuánta agonía se cimbra sobre tus letras... pareciera que defines el minuto de la ausencia total...

Excelente poema.

Gracias.

Un beso inmenso.

Mary Carmen San Vicente said...

Si las metáforas fueran como un toro, ya estarías llevándote los laureles y los Olés en la plaza joerrrrr!

Eugenia Cristina said...

Inmenso dolor, descrito en forma penetrante y armoniosa, a la vez.

Tan cierto es que nadie lleva una cruz más pesada que lo que puede cargar, que si el dolor traspasa sus límites, pierde la razón.

Abrazos cariñosos.

la peor de todas said...

Rendirnos ante nuestros demonios, significa comenzar a dar la pelea. Hay que desnudar el alma de miedos y enfrentar a la bestia. Buscando la victoria para recobrar nuestras alas.

Lady Zurikat said...

Hola Fer (¿como se escribe tu nick!!!!?) veo que por error a Dios gracias para mi, hay mucho material nuevo para deleitarse entre arboles, arboles helados, sentimientos, una delicia el paseo.

Catalina Zentner said...

Uno de los poemas más fuertes que te he leído. ¡Muy bueno, chamigo!

MaleNa said...

Tremendo y bello!!!!
Mi alma se enamora de tu tinta.

Fuerte, cierto, único.


Te abrazo poeta de aquellos.


MaLena.


Pd. He regresado, es fatal querer alejarse de las cosas que uno ama.
:)

George said...

he cruzado varias aveces ese jardín...

Sergio said...

Las termitas que acaban con los sueños.

Freyja said...

querido amigo
cuantas veces nos sentimos atrapados en nosotros mismos buscando la luz
hermoso poema que habla con tanta profundidad
y como siempre bello
Como estas amigo?, ojala que todo bien
yo estoy en un tratamiento bastante fuerte, pero con mucha esperanza para que no me hospitalicen, la verdad tengo mucho fe
te dejo muchos cariños y que estes muy bien
besitos y cuidate

besos y sueños

Poetiza said...

Hola, cuantas veces he deseado que las termitas al fin terminen de comerse la masa encefalica? Muchas. He cruzado ese jardin, y me he perdido en la locura estando en la realidad. Un saludo y beso. Cuidate. Un poema excelente.

Raquel Fernández said...

He leído el poema unas cuantas veces. Es muy bello, y muy doloroso también. Los versos finales son geniales; hacen justicia al texto. Un buen poema tiene que tener un remate que nos deje temblando, como el tuyo.
Un abrazo.

Claudia Perotti said...

nos vestimos de sofrimento às vezes, mas passa!

Beijinhosssssssss

Fernando Sarría said...

amigo mándame un poema para la expoferia...vale?...abrazos...al buzón

Art Pepper said...

Atinado como siempre. Te dejo abrazos, de los buenos.

Laura said...

Sentí al leer este poema que estaba frente a una de las descripciones de C.S. Lewis, con esa fuerza y esa profundidad que inunda el alma. Bellisimo

Cata Fdez said...

¿y que hay en ese entendimiento?.. ¿que pasa con el alma humana cuando cruza el límite entre locura y oscuridad?... que pasa cuando se cruza el límie opuesto? y todo es resplandeciente, alucinante y racional...

UMA said...

Con ese mismo arte tuyo de siempre, inigualable, Fer.
Me poso en ese jardìn y todo huele a la màs frìa oscuridad.
Abrazos.

LiterataRoja said...

Profunda belleza... pero tambien profundo dolor

Besos!