Followers

Saturday, October 11, 2008

Sport Unión

Club de barrio
con olor a río
recostado en el
antiguo murallón
del Comunero,
quedaría en mis
pupilas
como las viejas
barcazas areneras
en la playa Montevideo.

En los crepúsculos
veraniegos,
bajando por la barranca,
iba con mi hermano
a los juegos de baloncesto.

La niebla de la vida
fue borrando
esos lugares que
la piqueta hizo polvo
y los años de la niñez
huyeron, tímidamente,
bajo un manto
de melancolía.

25 comments:

Fernando said...

pero que será que al final afloran los recuerdos y te hablan bajito al oído para hacerte a veecs estremecer...abrazos.

Oso conocido said...

Wow!!!
me llevaste lejos!!!

"La niebla de la vida
fue borrando
esos lugares que
la piqueta hizo polvo
y los años de la niñez
huyeron, tímidamente,
bajo un manto
de melancolía."

Brillante!!!
...y la nostalgia dice presente,
también en mí!

Me encantó Figucich!!!

Te dejo un abrazo...de Oso!

moderato_Dos_josef said...

la nostalgia se siente en un poema de colores translucidos ya aveces brillantes...Bello. Un saludo!

UMA said...

Què bella esa melancòlica mirada...
Suelo recurrir a esas pequeñas cosas del pasado y evocarlas con amor.
Muy bello, Fer.

Javilina said...

vaya!
y hasta a mí me parece que los años se pasan volando
definitivamente hay neblina en muchos recuerdos

un abrazo!

Malena said...

Las ciudades van cambiando y lo único que queda son nuestros recuerdos. Gracias a ellos, "nuestra" ciudad nunca muere.

Melancólico poema y compartido, Fernando.

Mil gracias por tu apoyo.

Un beso.

Andrea para Fonsi said...

Hola! Como estas? Bueno quiero decirte que por fin logré mi reto! estooooy taaan feliz!!!

Cuando puedas visita mi blog para que veas como me fué...cuidate!

Maybe said...

Si...la vida como las piquetas borran muchos recuerdos, pero hay siempre algunos que siguen guardados en algún recóndito lugar de nuestras mentes.
Saludos.

Isabel Romana said...

¡Cuántas cosas han desaparecido o se han transformado hasta hacerse irreconocibles desde nuestra niñez! Sin embargo, hay que buscar en ellas lo que no ha desaparecido (aunque ya no se vea), lo que permanece. Por eso amo tanto Roma, porque se transforma sin dejar de ser la Roma esencial. Me quedo un poco melancólica... Besitos.

Elisa said...

Buen poema a golpe de recuerdos, de dulce melancolía, miradas a la infancia y la juventud, a lo que no volverá pero que nos hizo lo que hoy somos.

Un abrazo!

Raquel Fernández said...

Qué lindo poema, Fernando. Me recordó mis años de niñez.
Un beso grande.

Máximo Ballester said...

Sport Unión es una estrella clavada en el poema y supongo en tu memoria que lucha por asir algo más de aquellos años entre la "niebla de la vida".
Hermoso poema, Fernando.
Mi abrazo.

Trini said...

Conforme van pasando, sobre nosotros los años, los recuerdos se hacen más vívidos, aunque los corone la neblina.

Un abrazo

MentesSueltas said...

Esos lugares que se anidan en nuestra alma y no se van, se incrementan con el tiempo.

MentesSueltas

Hannah said...

...pero siempre vuelven. Creo que esos años son los únicos que aunque queden rezagados y en silencio, nunca se pierden.
Te había perdido, pero te he hallado de nuevo, gracias a Trini y te he enlazado. Ya no te pierdes.
Un abrazo
Hannah

Rodrigo said...

Vaya...a mi me da la impresión que los años de la niñez no huyen, más bien se aventuran en otros lugares donde ayer no pudieron...

Te abrazo Fernando, con cariño poético y fraterno. Gracias por estar.

la peor de todas said...

Nostos algos....nostalgia. Cuando duele tan exquisitamente lo vivido. Un beso.

MaleNa said...

Contame que no es verdad que todo se disuelve, que la niebla no puede con las cosas que cincelan el alma.

Me llevaste por la calle de la melancolia hablando de Montevideo.

Bella, tu alma es bella, y tus letras son el fruto.

Un abrazo compañero.


MaLena.

Poetiza said...

Los recuerdos siempre estan ahi aunque creamos que hemos olvidado y afloran conforme pasa la edad. Un beso, cuidate.

Antonio Ruiz Bonilla. said...

Si todo lo agradable nos pudiese acompañar siempre como fue. Te felicito por el poema, evocador. Un saludo

Algaire said...

No hay que permitir que la niebla de la vida nos impida ver lo bueno que hay a nuestro alrededor.
Buen poema.
Un saludo

Catalina Zentner said...

Fer...¿el estadio Comunero todavía está?

Pensé en él cuando leí tu poema.

Abrazos,

Art Pepper said...

Normalmente los mantos de melancolía inspiran. Aplausos como siempre.

Laura said...

melancolía
recuerdos
atardeceres
muy lejos

Abrazos

Umma1 said...

No creo que el tiempo los hiciera polvo.

Mirá que frescos están en tus sentimientos.