Followers

Sunday, October 26, 2008

Horizonte de penas

Mirando el horizonte
de esas penas
que el corazón
va dejando
al terminar una historia,
quise reescribir
la nuestra,
aquella que nació una
noche de enero
y murió en los
escalones de tu casa
dos años más tarde.

Vano intento.

Las luces de la
memoria
no respondieron
a los sentires del
alma.

No importa.
Fue muy bueno
volverte a encontrar
en el tren de la
nostalgia.

30 comments:

Adolfo Payés said...

Precioso clara. en vano tus versos no creo son todo para poder seguir viniendo con dulzura y deseo de leerte siempre...

saludos un abrazo.

moderato_Dos_josef said...

Y muy bonito evocar con tan buenos sentimientos. Así9 da gusto recordar...Un saludo!

la peor de todas said...

El corazón tiene su tiempo. Su ritmo propio, su voluntad intacta. No es posible forzarlo. Lo contrario es engaño. Y de eso ya tenemos demasiado. Un beso.

Fernando said...

huellas húmedas que trae la nostalgia...abrazos.

Raquel Fernández said...

Me gustó el poema, mucho, y me puso algo triste también. Ando hipersensible últimamente.
Un abrazo y que tengas una buena semana.

Isabel Romana said...

¡Qué tristeza! Con todo, lo que pasó, pasó. Y como decía Horacio: "Lo que ha sido, ha sido, y yo he tenido mi momento". Besos, querido amigo.

Maybe said...

Las luces de la memoria no respondieron a los sentires del alma... quizás sea ese el modo que tenemos de ir cerrando puertas a nuestros corazones rotos.
Saludos.

Poetiza said...

El amor, ese eterno viajero que se va cuando menos lo piensas dejandonos recuerdos. Bello poema, hizo que a mi alma afloraran viejos dolores. Un beso, cuidate.

Trini said...

Porque la nostalgia va y viene: integra. Pero el recuerdo se va desvaneciendo con el paso de los años y, llega un momento en que nos parece que fue un sueño.

Precioso poema

Un abrazo

Malena said...

Fernando, precioso poema que me hace pensar, en que a veces referente a algunos amores, es mejor que las nubes del olvido se adueñen de nuestra mente para evitarnos sufrir.

Un beso muy grande.

MORGANA said...

qué preciosidad¡¡¡
besos, Fernando.

Ondina said...

Es casi imposible reescribir un amor terminado,no se puede resucitar,vive en otra dimensión,la de la nostalgia,ahí si permanece.

Un abrazo

toñi said...

El tren de la nostalgia, con asientos de primera. Nadie nos puede arrebatar contemplar el paisaje que deseamos ver. Un beso

lully desnuda said...

A veces gris, a veces blanco... así es el amor.

Besitos para tí Fer, besitos de libertad!

Dra. Kleine said...

Y de que hay recuerdos de esos, que dejaron marca hasta en el hueso profundo... si. Vuelve el antaño como de fotografía!

UMA said...

A veces es placentero encontrarse en esos parajes antiguos y sostener una media sonrisa que mira a lo lejos...
Tenès esa forma de escribir que me atrapa siempre.
Besos, Fer.

*GeRi* said...

que belleza! .. es muy grato leer cosas como estas..
un poema que me hace recuerdar, que me hace entender la vida misma...

Me ha fascinado el poema,
tanto como me enamoro cada día de la vida.

;)

que estes bien!

Iduard said...

Ese "tren de la nostalgia" que pasa demasiadas veces por el salón de nuestra alma...

Muy bello.

Saludos

Adolfo Payés said...

Saludos paso a visitarte y dejarte mis aleteos por aquí.

Un abrazo fraterno

Miguel Ángel Y. said...

Poemas escondidos...Hermosos, sensibles, llenos de ternura...Qué sorpresa este blog...Volveré. Saludos cálidos.

Abril Lech said...

...yo intenté lo mismo,
pero ya toda la magia se había perdido...

¡Qué bello esto que escribiste Fer!

De mica en mica said...

Muy acertado "el tren de la nostalgia". Te lo dice una pasajera cuyo recuerdo, precisamente, abarca dos años, también desde otra noche de enero hasta, casualidad, otro portal.


Saludos!

Algaire said...

El recuerdo con el paso del tiempo va perdiendo claridad y a veces lo que se recuerda no es exactamente lo que sucedió.

Litzardo Rivas said...

maravillos versos siempre es un placer leerle


saludos

mi despertar said...

Me encanta este sitio Es hermosamente poético poeta del alma

Poetiza said...

Paso a dejarte un saludo y beso, cuidate.

Máximo Ballester said...

Todo cambia, Fernando, pero el tango aquí es Nada: nada, nada queda en tu casa natal,
solo telarañas que teje el yuyal...¿te acordás?

En el tren de la nostalgia tenemos pase gratis, somos pasajeros vitalicios, a veces el guarda nos mira con recelo. Será porque nosotros sabemos a dónde vamos, en cambio él a ninguna parte.

Muy bueno, amigo. Un abrazo y buen domingo.

Adolfo Payés said...

Saludos pasa a dejarte mi abrazo solidario...y fraternos.

-CaroL- said...

A veces intentamos en vano que aquello que "no fue", pueda ser...
La engañosa nostalgia nos cubre con un manto de ilusón, nos envuelve el alma y la confunde, lo trsite se pierde en el inmenso amor.
Muy buena tu reflexión, es simplemente eso, entender que no volverá a ser, porque lo que fué ya pasó.
Por suerte siempre quedará en nosotros el hermoso recuerdo.

Muy lindas tus palabras.!

Volveré

Saludos desde mi realidad suspendida

alkerme said...

Me gusta...

Besos