Followers

Sunday, July 20, 2008

Aprender

Rompió en llanto,
eclipsada por los rotos
cristales que ese
amor maldito
le había marcado
impiadosamente.

Escondida en el
rincón más oscuro
de sus pensamientos,
gimió horas enteras
sin encontrar consuelo.

Aprendió que la mentira
duele más que el
zarpazo de una bestia
y sintió que la
conciencia vagaba,
con intermitencias,
entre el aullido de los
lobos.

21 comments:

Claudia Perotti said...

Mentira? Nunca!
Beijinhossssssssssssssssss

Isabel Romana said...

Las mentiras son una gran traición, por eso duelen y destrozan tanto. Besos, querido amigo.

Raquel Fernández said...

No te creo si me decís que cuando escribiste este poema no estabas pensando en mí, jajajajja. Precioso, Fernando, una maravilla.
Un beso grande y buena semana.

la peor de todas said...

Yo creo que podrías haber pensado en muchas personas... en oleadas de personas que gimen en un rincón, adoloridas. Y,como en una caricia,titulaste con un esperanzador "aprender" el relato de un dolor tan grande. Gracias y mil besos.

Maybe said...

Aprendemos del dolor que provocan las mentiras...
Que bien haz descrito su esencia, su dolor, su congoja.
Saludos.

Claudia Perotti said...

Tem presentinho no Cor de dentro para ti!

Beijinhosssssssss

UMA said...

Tal cual, asì fue...
Supe construìr con esa desconfianza mis cimientos y con mi propia fuerza mi morada.
Nadie pudo haberlo explicado mejor, asì he vivido alguna cosa.
Increìble, Fer.
Un abrazo

gaitero en el exilio said...

mentiras nothing, mejor no aprender porque nadie nos las diga

Trini said...

Es cierto que la mentira, la traición, duele más que una herida física, sobre todo cuando un@ es joven y cree en todos, todavía...

Un abrazo

Veronica Curutchet said...

es verdad, la mentira duele más que muchas otras cosas, porque te queda doliendo el alma.

besos
Vero

Abril Lech said...

¡Si conoceré de eso! Pero uno crece, a fuerza de dolerse pero crece...

Camille Stein said...

el aprendizaje de la mentira ensordece a veces como aullido

me han encantado tus palabras


un saludo

MaleNa said...

Odas a tus letras envueltas de realidad.

Es un placer verme sólo a veces reflejada en tus palabras.

Un beso enorme y cierto.


MaLena.

MORGANA said...

muchas mentiras llevan ocultas una gran verdad y al revés.
besitos.

Fernando Sarría said...

o sea amigo que supo que lña vida es a veces una lamentable concurrencia de soledades...y ausencias.

abrazos

Catalina Zentner said...

¿Y qué necesidad hay de mentir, si con la verdad se gana por lejos?

Gracias, Fer,por tus palabras. Poquito a poco iremos remontando el tsunami.

No puedo venir tan a menudo como quisiera, pero sabés que estoy.

Un abrazo muy fuerte,

Marco Marlon said...

A veces mentir es necesario, te salva de la verdad que no queremos ver
Saludos

Tomáz said...

Maravilhoso poema, tem o cantar de Garcia Lorca. Abraços.

M.M. said...

La mentira,es la bestia más despiadada. No entiende de presente, pasado o futuro. Va directo a comerse nuestros corazones y sino las sabemos atajar, puede hasta eclipsar nuestras pieles para siempre.

Urgente, tener un detector emocional que les quite las máscaras.

Un abrazo fuerte.

Maya

Poetiza said...

La mentira es destructora, pero tambien puede salvarnos. Todos hemos mentido alguna vez por alguna razon. Saludos y besos, cuidate.

Veronica Curutchet said...

La mentira siempre duele,
¡y cómo duelen!


besotes!