Followers

Sunday, November 05, 2006

Reflexiones (II)

Debemos entender
que no todo es igual.

Pero, es tan difícil.

Los años van descendiendo
en la escalera del tiempo, casi
sin darnos cuenta.

Allí donde estaba una flor
hoy languidece un árbol seco.
Allí donde germinaba la semilla
con rapidéz y color,
encontramos un campo yermo
y curtido por la sequía.

Hasta el amor va cambiando
porque si ayer deshojábamos
margaritas, hoy las preferimos
frescas y enteras.

Hasta el sonar de las castañuelas,
en noches de fiesta, se ha convertido
en un allegro vivace
que, en ciertos paréntesis,
puede alcanzar a un
andante cantabile.

28 comments:

eduardodegortari said...

Asi es. No todo es igula. Todo cambia, igual que nosotros.
Buen poema. Saludos.

indianguman said...

Qué melancólico, me gustó lo de las margaritas... mucho!

un besito

Rantes said...

el cambio es un proceso constante, frenético, y es un ingrediente sabroso para nuestras vidas...

saludos, chau

Olie said...

Tus pensamientos tienen la magia de sabernos interpretar, pues eres capaz de ver lo que afecta a cada ser humano.
Un gran abrazo y gracias por tus visitas:

olie

TERESA said...

Todo cambia con el paso tiempo.

Uma -La rubia del Muelle- said...

Ya lo creo, Fgiucich, pero cuanto cuesta esperar la primavera cuando se siente el frio invierno curtièndonos las plantas...
Un poco de esperanza, quizà, tal vez...
un abrazo

Enric said...

Creo q el ser humano pierde "submisión", ni siquiera nos conformamos con el amor!

Enric
PD: gracias por leerme!:)

Cerillo said...

Las escaleras del tiempo bajan, es un alivio.

Lety said...

No sólo es es grato sentarse ante el fuego vivo, tambien el rescoldo, calienta bien los huesos cansados.

Le dejo mi afecto y cariño

Clandestina said...

todo está en continuo cambio, todo... y tenemos la suerte de ser nosotros los que provocamos muchos de esos cambios, dejando así nuestra huella en el mundo. Preciosos versos! Un abrazo!

M.C said...

Los a;os se van incorporando en nuestras vidas y a nuestro paladar le van gustando nuevos sabores
el secreto esta en saber ver la semilla, la flor, la fruta
cada vez que comemos mermelada.

gonzalo said...

cuál es el sueldo de tu tristeza?

quantum said...

Poema-tiempo para la reflexión ¿nos perdemos a nosotros mismos en el pasado?
Sigo tus versos, sigo encontrándolos, que siga así.

Te doy un abrazo y también las gracias por el link: regalo tras mi viaje.
Un abrazo más

almaenamorada said...

En cada pie que se pone arriba..
en cada pie que que sostiene
hacia abajo..
se nos regala en esta escalera
del tiempo,
un inesperado..regalo.

Bellas y sabias letras, gracias y
Saluditos, norteños!
;)

Anonymous said...

Mjm... así que toca acostumbrarse a que algunas cosas cambian para bien, otras simplemente dejan de ser tan llamativas o vistosas... ¡gracias por la sabiduría de lo que escribes!

Denia said...

Todo está en movimiento... ojalá tenga la capacidad de ver y sentir cada momento...

Un abrazo!

Denia said...

Quise decir, espero tener la capacidad de disfrutar cada momento... como siempre me hechizan tus letras...

Daniel Malpica said...

me gustó, el cambio es la ruptura de la rutina. un saludote

Emilylight said...

La verdad que todo va cambiando con el tiempo, nuestro aspecto, nuestras esperanzas, nuestras ilusiones, nuestras costumbres, nuestras prioridades todo cambia al igual que el paisaje que nos rodea en cada estación del año. Y así es durante toda nuestras vidas no podemos evitarlo.

Besos una nueva amiga ¡vale?

Chao

Pancha said...

es lindo ver la vida como piezas musicales... un abrazo...

Laura said...

Es cierto, el tiempo cincela las vidas, las cambia, las calcina.
Muy melancólico tu poema

Terror Clown said...

Una de las gracias de la vida son los cambios, estos nos dan alegrías y tristezas, gustos y sin sabores, además sería demasiado fome y casi suicidante una vida monótona y sin sorpresas, donde sabemos de principio a fin, que haremos y como acabara.

Saludos

La trompetista de Falopio said...

El devenir, qué tema inagotable. Saludos.

kiantei Castor said...

Y me lo dices a mi amigo, que siento que el tiempo pesa más que de costumbre, que efectivamente hay árboles secon donde antes florecían las amapolas, a mí que no debiera sentirme así aún con tanta vida por delante.
Pero es el ciclo de la vida y el regalo consiste en la magia de vivirla.
Precioso escrito maestro, como siempre.

Un beso

Jotigliare said...

las materia envejece simepre impajaratiblemente, lo importante son las ideas, los cariños, el alma de las cosas, eso permanece intacto, no tiene edad ni tiempo ni espacio tangible.
hay dos tipos de viejos, los se sienten viejos y los que no, cuando me toque espero ser de los que no.

Ul said...

El paso del tiempo corta la piel!

Bohemia said...

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar

Gabriela Zayas said...

Qué hermoso poema, Fernando. Todo un mundo, aquí.