Followers

Sunday, September 17, 2006

Los maitines

La carta me fue entregada
una madrugada ventosa
y con olor a lluvia.

Con manos imprecisas
desgarré el sobre
e inicié la lectura .
¡Cuánta angustia
me roturaba el alma!

No pude nunca imaginar
que las palmeras del oásis
fueran tragadas por las arenas
del desierto.

Te dejo - decía -
con la sensación maldita
de cometer una traición,
pero el infierno que me consume
no me da el valor
de decírtelo de frente.
Las almas débiles
como la mía - continuaba -
se arrugan cual sombras
de la noche al encenderse
las luces del alba.

El amor que me diste - la letra
se tornaba ilegible -
encendió el delirio
en quellos veranos junto
al malecón del lago.

Cómo dejar de lado
nuestros encuentros furtivos
tras los rosales del parque.
Tuve el privilegio
de haber recorrido
el ida y vuelta de una
pasión indescriptible.

Me voy, y para siempre.

Por favor no me busques
- finalizaba -
porque no podría resistir
volver a verte.

Apagué la luz,
dejé la carta sobre el sofá,
tomé un sorbo de agua
y me dirigí, con pasos vacilantes,
rumbo a la capilla para rezar
la primera misa del domingo.

26 comments:

M.C said...

con olor a lluvia
..uno de mis olores favoritos

indianguman said...

Qué triste... pero bello.

besito

Lety said...

Ay Dios, un amor culpable, verdaderamente culpable.

Beso en la frente don Fernando

Bohemia said...

Coincido con mariana e Indiaguman...Tristemente bello y también el olor a lluvia es de mis favoritos.

Umma1 said...

Bien ambientado.
Me parece un amor cobarde, que no se anima a quemarse, se protege.
Coincido con otros lectores, el olor a lluvia es maravilloso.

quantum said...

Hermosa la imagen del rezo tras la carta de despedida. Y recorrer la ida y la vuelta de una pasión: el dolor del final forma parte de la vida de entonces.
Mi abrazo, amigo mío.

la_tatucera said...

gracias a usted por visitar la mia...espero...si...la espero
marcelo

TERESA said...

Es muy bonito, pero tambien muy triste y duro.
No me gustan las despedidas y menos si el adios lo dicen atraves de una carta.

TERESA

Freyja said...

gracias querido amigo por tu apoyo, yo estoy feliz de volver
te dejo mi cariño y un abrazo muy grande
besitos


besos y sueños

Pancha said...

Muy triste... amores imposibles.. y también el doble discurso, o más bien, la doble vida de algunos que debieran caminar más recto que el resto... un abrazo

la_tatucera said...

gracias nuevamente...
tengo serios problemas con el tiempo...
desde hace un buen rato no estoy creyendo mucho en el...
hay un lugar ( virtual tambien) donde aveces hago como que charlo con la gente...porque no viene?
(guritatu@hotmail.com)y jugamos a que charlamos....Marcelo

Cata Fdez said...

me recordaste las cartas de amor de Gabriela Mistral... ella tiene un libro escrito por otros que lleva ese nombre, y através de sus cartas uno puede ir descubriendo el alma detrás de las letras, la voz encerrada en la sílaba... después te comparto alguna frase de esas que le partieron el corazón y la devolvieron a l vida

nika said...

palabras que marcan como hierro caliente.

abrazos
.
.
.

Laura said...

Los que fuimos formados en esta cultura eclesíastica vemos "maitines" y ya sabemos mas o menos de qué se trata.
Me gustó mucho este poema medio fílmico. Cuánta realidad como esta existe pese a que algunos solo inviertan su tiempo en mirar la casa ajena y hacer comentarios temibles como se hicieron en estos días. Mejor sería ver cuántas de estas historias viven en el seno de su iglesia

Javilina said...

vaya!
cuál de los 2 personajes está peor?
quien lleva en secreto una doble vida, o quien no tiene la valentía de dar la cara para decir adiós!

Amapola said...

Y en la misa derramada quedó la angustia frente a los ojos de Cristo en cruz...
Devorador poema.

Mi beso amigo mio, del opio que nos une

Rantes said...

que forma de despedirse, nunca está de más un rezo un domingo por la mañana...
abrazos,chau

Olie said...

¡Cuánta culpa!
¡Cuánto dolor!
¿Valdrá la pena llorar cuando el abandono asalta furtivamente una loca y oscura pasión?
Supongo que no. Pero, igualmente, presumo que ha de ser inevitable.

Mal que mal, dice el cantor que "los amores cobardes no llegan a amores ni historias, se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar; ni el mejor orador, conjurar".

Y los amores que no dan la cara son valientemente cobardes.

Abrazos, Fernando.

21-9-2006

Ondina said...

Ay las cartas !Cuántas expectativas al recibirlas,qué emociones al rasgar el sobre...
Cartas de amor o desamor,cuántos sentires pueden viajar en una carta!

Cata Fdez said...

no, NO. NOOOO, porqué rezar de oena por el bastardo egoista. Guardando las proporciones del caso por cierto, nada que ver que una termine triste y pidiendo por las almas en la iglesia y este amor pronunciado y castigado con un cobarde, no me busque porque no resistiré verte, lo transformen en martir.
No, un no rotundo. No creo, no quiero que el amor siga siendo entendido así, como imposibilidades. De esas ya he tenido. Con el corazón en la mano, ser grande, darlo cuando se dará siempre, no llorarlo en pedazos.

En fin, puede que aúnquede algo de fiebre ¿ya?... por eso este arranque de furia frente a la martir dolorosa del abandono.

Ipnauj said...

No es por temor o vergüenza, la carta es un insuperable formato para las despedidas.

Un gran saludo.

Freyja said...

amores que dejan el alma con un nombre
gracias por tus saludos amigo linda
un abrazo bien grande y que estes muy bien
besitos y cuidate


besos y sueños

En el bosque encantado... said...

Ojalá perduren las cartas...
Y lo digo con causa, al escribirte la respuesta con mis dedos tecleando unos cuadraditos en relieve...
Si pudiera escribir diría GRACIAS
peor no puedo
Y sólo digo digo hasta pronto y un abrazo de colores

Coralya said...

Historias reales y sensibles que se esconden detrás de la sotána.
Que bella historia. Besos,

Coralya

Araceli Casanova said...

una pasion asi, no podria haber tenido otro destino, sino el vivo recuerdo no existiria. Las pasiones solo se despiertan despues de haberse vivido en la absoluta lejania, como que asi se visten de dignidad y pueden tener oportunidad de ser una pequeña leyenda en el pasar de nuestras vidas....¿triste? claro, que amor no reconoce el dolor.Un abrazo para ti.

Gabriela Zayas said...

Genial todo el poema, pero especialmente, el final.