Followers

Saturday, June 03, 2006

Lucidéz

No pude
( o no supe) amarte
cuando los girasoles
flotaban en medio
del campo.

En mi ratos
de lucidéz alcanzo,
todavía,
a embriagarme
con ese olor
a hierba mojada
por el rocío,
que ibas dejando
tras tu caminar alado.

22 comments:

alma said...

Uno a veces aprecia las cosas cuando ya no están

Kadannek said...

Todamos de la manos, unidos del alma y guiados por el corazón,
nos suspendimos en una atmósfera sin tiempo, sin ayer, sin mañana.
Te compenetraste con mi espíritu, y me diste alas de fuego.
Navegamos juntos por aquel mar de sangre. ¿lo recuerdas? por favor, dime que aún lo recuerdas.
Te bañaste en mis lágrimas,
jugaste con mi voz
y fuimos eternos...
aún vivo en ese entonces.. recordando y recordando y siendo feliz en lo que fue.¿será? ¿podrá ser de nuevo, quizás en una vida futura, en otro plano, en otra dimensión? ¿será, podrá ser una vez más?..
todavía te huelo, todavía te pienso, todavía te vivo.


Con esto os quiero demostrar que vuestro texto es inspirador, en verdad.

saludos.

Freyja said...

la lucidez solo trae melancolia
no pude o no supe...
quizas sea muy doloroso, lo colocas en primera persona y te hechas la culpa tu
lo que no se pudo o no se supo, no es por tu culpa...
yo diria que para el amor se necesitan dos
a veces es mejor quedar con el recuerdo antes de hacer daño
esta bello, siempre tienes algo lindo, te dejo un abrazo y gracias por tus saludos en Sucesos.
un besote



besos y sueños

Rantes said...

me encantan los girasoles, y las mujeres de caminar alado.

indianguman said...

esa es la paradoja, que cuando se llega a ver con claridad siempre es demasiado tarde.
ah... tan melancólico, me puso triste. una vez alguien me dijo algo así...

Besos

Gabriela Zayas said...

Has descrito una situación universal. Un beso y gracias.

Lety said...

Es cierto Don Fernando, algunas veces el alma se conmueve con el recuerdo, aun más que con el florecer, será porque los días vividos nos van regalando profundidad

Le dejo mi beso en la frente

Eliza Doolitle said...

Qué gran verdad es esa de que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos...

Araceli Casanova said...

que lindo....

Clandestina said...

preciosos versos, un beso!

Anawin said...

Demasiado tarde quizás. Abrazos.

Ipnauj said...

Si los astros no están alineados, no hay manera de que las cosas resulten.

Un gran saludo.

UMA said...

Què difìcil la lucidez cuando ya parece tarde.
Bello y triste.

Un abrazo, fgiucich

Kalvuch said...

Es en esos momentos de lucidez justamente cuando no se logra alcanzar lo que se disfruta con la pasión de vivir emborrachado de su boca

nika said...

no saber amar en el momento preciso ¡cómo duele!

y es que nadie nos dice que el momento es ese.

girasoles, girasoles, nos contemplan y se preguntan de qué vamos...

abrazos

Agneshka said...

Ay, tus palabras....
Respecto a mi, mi compu corrió la misma suerte que la tuya. Cambio de disco.
Ahhhhhhh.

Emilio said...

imagen increible la de los girasoles don EFE. Salu2

C@rpe Diem said...

Es hermoso.. triste y magnífico. Me gusta este blog también fgiucich;)

un besito que tengas un buen día!

Laura said...

Es cierto que los girasoles flotan!!! El viento los mueve y parecen olas espesas.
Me quedé prendada de esta imagen y no pude seguir. Prometo volver para apreciar todo este poema que comienza de un modo hermoso.
Cariños

Ludmilla 1789 said...

El olfato definitivamente tiene que ver con el amor y la re-creación del amor.
Y de los girasoles no tengo mucho para agregar, ¿qué puedo decir que no haya pintado ya Van Gogh?
Muy lindo el poema, tiene algo intangible y romántico que me gusta.

gaitero en el exilio said...

me ha encantado tu blog, yo he comenzado con uno pero no tengo apenas visitas, de mayor mi blog quiere ser como el tuyo
enhorabuena

Sovka said...

BRUMA EN LA MIRADA Y ALGUNOS GIROS INESPERADOS...

TRISTÌSIMO Y HERMOSO.

UN ABRAZO FUERTE.