Followers

Saturday, March 04, 2006

El cortejo

El sonido de la aldaba
quebró la transparencia
de la madrugada,
mezclándose con los
primeros trinos de
las aves invernales.

El sudor frío
marcó la camisa
blanca e impoluta
con dos largas rayas
sobre la pechera
almidonada.

Era el momento
de enfrentar el llanto
que brotaba de aquellos
ojos marrones y se perdía
entre la rosas amarillas
adocenadas en jarrones
de porcelana china.

Tomó el abrigo
y, devotamente, se
lo echó a la espalda.
Sombrero y bastón
lo aguardaban en el
vestíbulo
enmaderado y tibio.

Afuera, en el coche
tirado por cuatro alazanes
ataviados con negros crespones
donde reposaba el cuerpo
de su amada,
formaba el cortejo
numeroso y doliente
para emprender el camino
sin retorno.

27 comments:

TiNO RO said...

Toda partida es sin retorno, nunca se vyelve siendo los mismos y los lugares no permanencen inalterados.

Partir es morir un poco (dicen por ahí) pero yo creo que sin partida no hay vida.

Saludos,
TinoRO

YoHannah said...

Puede que partir sea "morir un poco" pero también es renacer... Y es muy cierto que nada tiene retorno -no sólo los caminos- Pero es un poema que llega, o al menos a mí me ha llegado.

Un abrazo entrañable

Hannah
http://serrizomatico.blogia.com

Olie said...

...Y es que la muerte, es parte de la vida misma...
Cariños y gracias por todos tus comentarios en mi blog:
Olie

Kadannek said...

que bello escrito!
muy bello en verdad
felicitaciones.

UMA said...

Como siempre me queda esa sensaciòn de pasearme por estos escenarios que me ofreces, yo lo agradezco, fgiucich.
Te dejo un abrazo

Freyja said...

el camino sin retorno que algun dia todos haremos.
tienes un bello espacio. ya habia estado aqui, y me gusto mucho, tienes un espacio muy bello.
te felicito
te dejo un abrazote grande , gracias por tu compañia y que estes muy bien

besos y sueños

Laura said...

Que triste la partida de los seres queridos. Decía San Agustín que morimos un poco con ellos.

Por suerte yo sí creo que en algún lugar, algún día, volveremos a encontrarnos.

RODOLFO GAINZA said...

No es tan triste esa despedida como la del desamor. La despedida tras la muerte es inevitable y momentánea, la del desamor, aunque inevitable, generalmente es definitiva.

Un abrazo

Lety said...

El marcaba su camisa impoluta sin poder contener ese sudor frio ¿De quien aquellos ojos marrones que derramaban lágrimas entre las rosas adocenadas? ¿también los suyos y la impresión le hacía salirse de si mismo?
¿O era el fruto del amor anticipando su desamparo?
Como siempre, me quedo pensando en su historia don Fernando

Cicindela Zida'ya said...

Siempre estamos de viaje...siempre nos vamos aunque no sea fisicamente...diaro dejamos algo atras es inevitable nos guste o no.

Enric said...

Que triste! :S

besos!

Enric

kiantei Castor said...

Mmmm,
como me hacía falta este brebaje de buenas letras,
feliz de volver a abrazarle.
Nos encontramos

Eduardo said...

Cuando la muerte se presenta sin avisar o avisando, siempre duele... aunque se represente de una forma tan bella...

Saludos.

Bohemia said...

Imagen triste pero bueno el poema, como siempre...

Anawin said...

El cortejo y el acompañamiento deberian ser en vida. El viaje al otro lado no necesita de compañia alguna. Besos.

En el bosque encantado... said...

a veces me pregunto si es sólo la muerte un camino sin retorno...
y si bien, quedo con un poco de nostalgia al imaginarme el bastón, la vejez, la pérdida y esa terrible desazón de haber perdido algo para siempre...
gracias por estar siempre ahí
un abrazo lleno de letras de colores...
Un rayo de sol guojojo

Pepet el Anacoreta said...

Tiene un lenguaje decimonónico.
Pero no vine por esto, sino por el post anterior.
Adoro Cartagena de Indias y su gente, y las islas del Rosario, el sol, sus comidas pero especialmente la calidez de sus mujeres.

Ipnauj said...

¿El morirá de pena?

Un gran saludo.

Sovka said...

PRECIOSO BLOG...
SALUDOS

indianguman said...

no había pensado en el doble significado de la palabra cortejo... La imagen de los caballos negros me intranquiliza, como que lo resume todo.

Abrazo!

Wilhemina Queen said...

Me ha entrado una tristeza...
Recordando partidas y sientiendo ausencias, te leo en la oscuridad de de la noche mientras espero el día...

un abrazo

Emilio said...

Saludos don F. Uf. impacta el último párrafo, me imaginé en la escena. Saludos

nika said...

día nublado se me ha antojado tu poema.

abrazo triste.

Freyja said...

estuve aqui
y te dejo besos de muchos colores

besos y sueños

Denise said...

Como dijo UMA ahí arriba, cada vez que se te lee es como pasear por una historia. Es más, si juntas algunos de tus posts tenés material de sobra para una novela. Un abrazo

Eliza Doolitle said...

El fin del principio...

Hierofante said...

Debe ser genial ver un cortejo con carreta y caballos en medio de una "ciudad moderna": algo así como una irrupción del pasado.

Saludos.