Followers

Tuesday, December 06, 2005

Un amor imposible

En los ribetes
de aquel amor
imposible,
creció una zarza
con espinas afiladas.
Brotaron de sus ojos
manantiales de sangre
mientras con
desesperación marchita,
trataba de descifrar
aquel mensaje.
Miró con ojos desorbitados
las letras borrosas
en medio de un
largo silencio
que manaba
de sus labios inertes,
Aquel caballero
que le prometiera
matrimonio,
agonizaba en los
fondos del huerto,
pagando una
ofensa cualquiera.

13 comments:

RODOLFO GAINZA said...

En una ocasión me clavé en esas espinas, la herida cada cierto tiempo sangra y nunca cicatriza.

Un abrazo.

maocevallos said...

j
nada es imposible. Piénsalo.

Lety said...

"Ah que tiempos aquellos señor Don Simón"
Diría mi madrina, cuando por el batir de pestañas de una dama, perdía la vida un caballero.

Laura said...

Hoy tengo cicatrices yo también. Algunas sangran y otras duelen. Pero para todo dolor hay redención.
Gracias por tu compañía.

Gabriela Zayas said...

Ya ve, don Fernando (como dice Lety), los amores trágicos. Qué bonito y qué sugerente. Me recordó 'El hombre de la esquina rosada', la sangre, la muerte violenta. No sé. Sus poemas tienen algo de los Caprichos de Goya. Un beso.

indianguman said...

Me imaginé de vestido largo y habiendo dado algo en prenda (un zarcillo, quizás). Fatalidad, destino. Recuerda mis propias espinas.

Gracias amigo por el artículo de Gabriela, me lo disfruté a concho y me sentí orgullosa de ser Chilena.

Abrazos, Fer!

Bohemia said...

Me trasnportaste a otra época...

Saludos

Ipnauj said...

La muerte no acaba con el amor, sólo le da una segunda oportunidad.
Bello e inquietante. Un gran saludo.

Chirimoya_Alegre said...

el amor es un batirse a duelo constante. Casi siempre tenemos nuestras armas cargadas, estamos a la defensiva, le tememos al dolor.
No se como se resuelve esta guerra:
¿Lo sabes tú?

Que lindos escritos, volveré por aquí más a diario.

you-do-me said...

puede ser q justamente hoy las despedidas y los amores imposibles me pongan así, pero me vino una melancolía...

Lety said...

Don Fernando, mañana mismo le escribo y le hago llegar nuestro texto.
Que Dios lo bendiga.

Pancha said...

Hay espinas que duelen pero que te hacen crecer, fortalecen el espíritu indomable de algunos... un abrazo Fer...

Catalina Zentner said...

¡Que tengas un hermoso viaje y disfrutes de ese maravilloso ciello estrellado de Asunción!
Y gracias por visitarme en mi casita de sueños.