Followers

Friday, December 09, 2005

Las letras

Aprendió a leer
al borde los cuarenta,
como un arranque de furia
contra todo aquello
que representaba
su pasado.
Mi madre
fue su maestra
y yo las observaba
todas las tardes
cuando la canícula
caía a fuego lento
sobre la pieza
del fondo.
Cuando pudo escribir
su nombre, se levantó
del pupitre con los dedos
manchados de tinta
y con una voz que le
brotaba de lo más
profundo,
la escuché decir:
- ¡hoy ya puedo reir !-

16 comments:

Denia said...

Nunca es demasiado tarde para existir (de una o de mil maneras)...y que mejor que ese nacer tenga risa...

Laura said...

Admiro la genete que sigue cultivándose a pesar de su edad y goza con sus logros como un niño de escuela.

En el bosque encantado... said...

así como llego por casualidad... me sorprendo...
está muy lindo
sea sueño, sea realidad...
porque de alguna forma, aprender, siempre te permite cambiar el mundo

Lety said...

Ay Dios, imagino su emoción,tanto como cuando vi nacer mi primer poema.

Bohemia said...

Que orgullo...

Me encanta la gente que siempre tiene deseos de superarse de aprender, curiosidad por el conocimiento, por batallear y no sumirse en el conformismo.

Besotes!!!

you-do-me said...

¿y fue tu mamá?

Pancha said...

Pudo reir con la confianza de haber traspasado su ignorancia y sentir que realmente puede tiene las letras en su poder...

Ipnauj said...

Poniendo letra tras letra se puede llegar a cualquier parte. Un gran saludo.

Betroyer said...

¿No crees que la tradición oral se ha perdido?

Mary Carmen San Vicente said...

Alguna vez dí clases en las tardes para un grupo de muchachas que no sabían escribir. Ahí me veías repasando el alfabeto y cuando alguna era capaz de repetirlo le aplaudíamos y hacíamos casi una fiesta. Qué bonito se siente cuando lo logras, y para la gente ese sentido de superación que te asegura que mientras haya vida hay tiempo para todo.

Un besooooooooooo!
(este fue un beso extendido) :)

nika said...

Parece mentira que verse desbordada en unas letras sobre el papel cause tanta felicidad, pero así es.
Hermosa historia.

ROANVACO & PUNTO said...

que lindo relato tiene una admosfera muy muy especial. felicitaciones



saludos



ROANVACO

Pepet el Anacoreta said...

Siempre he creído que el conocimiento da poder. Desgraciadamente la relación inversa no es igualmente cierta.

Gabriela Zayas said...

EL mundo se cifra de distinto modo. Hoy casi (en España) conciencia de analfabetismo. No saben cuánto tienen. Un abrazo.

wanglen said...

hermosa historia
gracias
pasaré por acá más seguido

indianguman said...

Qué increíble, poder imaginar la alegría de esa mujer para lo cual el pan de todo los días resultaba lo que verdaderamente es: un milagro!

Abrazos!