Followers

Monday, October 04, 2010

Flor en primavera

Me tomó de la mano
para revelar que,
más allá de la blusa
había secretos bien
guardados.

Cuando descubrí
que la seda de su vientre
escondía el cielo y la tierra,
me perdí entre sus piernas
conjugando el perentorio
deseo de encontrar
la eternidad.

La tinta de sus cabellos
me sirvió para escribir
el catecismo de la lujuria.
Había perdido la noción
de las horas,
cuando apoyé la cabeza
en el valle de sus pechos
desnudos
para escuchar el murmullo
de la pasión ya dormida.

Por un instante soñé
que el hechizo me había
regalado los años perdidos,
más el despertar de la
mañana, desplegó
la realidad intangible,
esa demostración clara
y precisa que el paso
de la vida, es como
la burbuja engañosa
en copa de cristal.

Dejé unos billetes
sobre las cobijas sudadas
y, temiendo enamorarme
de esa flor en primavera
me fuí silbando,
muy quedamente,
un viejo valsecito peruano.

VIII/2006

18 comments:

Cassandra said...

Eso tiene la primavera, hace florecer el amor en todos sus intentos, como el brote generoso del instante fugaz e intenso...

Sigue silbando...

Ligia said...

La duda entre enamorarse o simplemente disfrutar del "amor". Abrazos

MaLena Ezcurra said...

"Déjame que te cuente limeño
Ay, deja que te diga
Moreno, mi pensamiento"

Una maravilla de expresión son tus versos últimos.

Me reclino ante tu voz poética.

MaLena

Trini said...

Como la primavera, yéndose...

Ese valsito, imagino, sería curativo.

Abrazos

Lety said...

Fernando, amigo del alma mía. Te leí como en los viejos tiempos. Te disfruté a conciencia.

Ando por aquí, preparando un blog con podcast, porque lo único que falta entregar de mí es la voz y por fin realicé mi sueño.

Abrazos para Ceci desde esta oaxaquita linda

Laly said...

Las flores,en todas sus formas, siempre nos dejan su perfume impregnado en la piel.

Bello.

Saludos :)


LaLy

Catalina Zentner said...

Amores fugaces, como las flores en primavera.

Abrazos,

Oréadas said...

Bello poema, en el cobijo de sus brazos encontró florecidos recuerdos.
Un saludo

Poetiza said...

Hola. En primavera las flores abren al sol, mejor no enamorarse, todo muere. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

La sonrisa de Hiperión said...

Yo quiero primaveras inagotables...

Saludos y un abrazo.

Leodegundia said...

Por un momento quizás soñó que eso era amor.
Buen día

virgi said...

Nada es perenne.
Y si lo fuera nos cansaríamos.
Te abrazo y bailamos?

Abril Lech said...

Hoy es verdadero domingo de primavera... para caminar entre el aire tibio y el perfume de las flores y árboles que van renaciendo. Por aquí tilos y naranjos... entre mi Jazmin del aire... Hermoso Domingo, te abrazo!

Furtiva said...

Y cómo no querer ser la diosa de un instante que arranque palabras y silbidos que se convierten en leyenda...

mentecato said...

¡Bravo!

Lila Magritte said...

Un poema que conmueve y estremece.

Saludos.

Umma1 said...

Te das cuenta, la razón mata el ensueño...

Triste que las copas caigan y se arruinen, sobre todo cuando contenían tanto bueno y refinado erotismo...

Gabriela said...

Precioso poema, precioso final. Debió cantarlo Goyeneche!