Followers

Monday, August 10, 2009

Aproximación al pánico

Cuando el miedo
perfora los vértices
mas sutiles
del pensamiento,
todo se apaga
y la oscuridad
se apropia, indefinidamente,
haciendo que la vida
se convierta en un
paseo alucinante
en el tren fantasma,
como aquel que
nos asustaba
en los parques de diversiones.
Y, cuando el miedo se hace pánico,
las musarañas palpitan,
frenéticamente,
en el pecho que suda
y se agita
en medio de la noche.

18 comments:

Adolfo Payés said...

Versos que llenan y amaran para quedarse..

Saludos fraternos
Un abrazo

Trini said...

Y el miedo atra más miedo hasta que el terror nos tortura cada latido.
Me gusta el poema.

Abrazos

Camille Stein said...

el pánico cabalga el pecho como caballo desbocado...

hermoso texto

un abrazo

kiantei said...

Debo decir que me aproximé al pánico.
Un gusto leerte en lo luminoso y en lo oscuro, siempre.

Un abrazo.

Abril Lech said...

Ay si!
Casi puedo sentirlo.
(Y mirá que no es sensación fácil para expresar. Detiene. Inmoviliza)

George said...

las musarañas son unos roedores chiquititos... lo sé porque mi mamá nos decía "qué te pasa, seguro estás pensando en las musarañas..."
yo nunc supe que era una musaraña hasta luego de 5 años.

Maybe said...

Siento ese miedo, ese pánico y quisiera bajarme pronto de ese tren, ¿Dónde hará su próxima parada?

Saludos.

Indianguman said...

Ay eso fue una imagen muy vívida de un ataque de pánico... Y por eso, "que no panda el cúnico, por favor"

Sólo quiero decirte Fer que siempre te leo y que valoro mucho que en toda esta veleidad del ciberespacio hayas permanecido siempre, presente y real entregándonos tu poesía....Esto a propósito de un post en la Casa del Castor

Cecilia said...

Son sensaciones de parálisis mientras el cerebro va a 200 km por hora. Me lo recordaste, saludos!

Anonymous said...

El miedo, miente...Y con el se nace y se gobierna. Y, con el se sueña y se proyecta... Te puedes ocultar y transformar a los hechos. Se puede extender y comprender, con el se puede enjuiciar y rehuir. Tal cual como
el miedo a la pobreza.

Pero el pánico !!...
Se escapa a la resignada quietud de la infinita tristeza
Es el pánico aquella ingobernabilidad que se entremete sometiéndo en la distracción del desgaste.
Momento justo de reposo, como el instante que media al sobresalto.
es la inhibición compulsiva del movimiento. Esa regresión en blanco del sonido sordo.
Presión que bombea hasta el hastío el cuerpo dependiente Explosionando furor del pensamiento, que yace desorbitado en los ojos de la inexistencia.

Designiio.

toñi said...

No hay nada peor que vivir con miedo y tu lo has descrito perfectamente

Un beso

sO! said...

El miedo no nos deja actuar, no nos deja seguir, nos paraliza, solo hay q saber controlarlo y seguir.
Gracias por pasar por mi blog.

Besitos!

Mar said...

No hay peor parálisis aún en medio de voraz agitación.

Catalina Zentner said...

Miedo devenido en pánico descrito con oficio de poeta.

Abrazos,

La sonrisa de Hiperión said...

"Y, cuando el miedo se hace pánico,
las musarañas palpitan,
frenéticamente,"

Yo las musarañas sólo las utilizo para tener en la cabeza los sueños perdidos que nunca se acaban...


Saludos!

Máximo Ballester said...

Ahí se está muy solo. Frágil. Cada acción es un temblor, una manifestación de violencia que aturde.
Abrazo.

Nochestrellada said...

el miedo
se adueña de uno
paraliza
y no deja ser

un abrazo

Rodrigo said...

"El miedo cambia la forma de las flores"...así lo señala Huidobro.

y de alguna manera, quien escribe vence al miedo, pues viene también, con sus letras y formas, a dar nueva forma a las flores...

Te abrazo querido amigohermano