Followers

Sunday, December 07, 2008

Sin vuelta atrás

Yerto, justo frente
a la parada del 132,
sintió que el ahogo
era intenso, invasivo,
casi inhumano
y que le partía el pecho
en un ay de dolor.

Cuando se enteró,
estaba ya en la sala
de pre-embarques
y el mensaje fue escueto
sin pésames
ni falsas condolencias.

Buscó en la memoria
la opción de eliminar,
cerró la tapa del teléfono,
tomo el bolso
y con el "boarding"
en una mano,
casi corriendo,
abordó el avión.

Afuera empezó
a caer la noche
y la llovizna, pertináz,
humedeció apenas
el asfalto tibio
de la costanera.

23 comments:

Adolfo Payés said...

Exquisito poema el de hoy como los anteriores,...

un abrazo fraterno

Poetiza said...

Muy bello, me hizo estremecer al imaginar......un beso, cuidate.

moderato_Dos_josef said...

Un poema excelente, incluido entre tus excelencias que son muchas y variadas...Saludos!

Claudia Perotti said...

Gostei imenso do poema.
Adoro as inúmeras vertentes que te inspira.

Beijinhosssssssss

Catalina Zentner said...

Lo interpreto conmovida, el despegue del avión no da otra opción que alcanzarlo a tiempo o queder levitando en el camino.

Abrazos,

La sonrisa de Hiperión said...

"Afuera empezó
a caer la noche
y la llovizna, pertináz,
humedeció apenas
el asfalto tibio
de la costanera. "

hay cosas que nunca tienen vuelta atrás.... y que duelen al leerlas y al escribirlas.
saludos

Isabel Romana said...

Qué duro, con cuánta indiferencia o prisa o desinterés se recibe la noticia de una muerte. Pobre muerto y, sobre todo, pobre vivo. Besos, querido amigo.

Monica Alvarez said...

Y pensar que todos emprenderemos el mismo viaje que no tiene retorno,que es irrebocable.

Un abrazo desde Chile

Malena said...

Me pregunto si alejándose del lugar, pudo dejar atrás sus recuerdos y sus sentimientos. Creo que jamás podría olvidarlos.

Un beso, Fernando.

angélica beatriz said...

Hola querido Fernando.

Tus letras tienen vida. Y la agonia en ellas se hace presente.

Te felicito.

Un beso.

MORGANA said...

esa opción es difícil de ejecutar.
precioso, amigo.

Luis F. Alva Rodríguez said...

Una vez en pleno vuelo, ya no hay marcha atrás. Genial como todos tus escritos.

Saludos!

Poetiza said...

Vuelvo a leer y estremezco, te dejo un beso y abrazo, cuidate mucho.

la peor de todas said...

Qué ilusos somos, Fernando, pensando que cerrando, guardando, corriendo o negando, podemos olvidar, podemos dejar de sentir. Qué reflejada me he visto en tu poema. Qué ilusa he sido también.
Un beso.
M.

Gwynette said...

..ay, que tristeza !..que duro !!! O_O

Besitos para ti

Raquel Fernández said...

Qué buen poema, Fernando. Admiro mucho tu trabajo; tu libro me pareció bellísimo.
Un gran abrazo.

Bohemia said...

A veces la distancia no es la respuesta...

BSS

Trini said...

Ojalá fuese tan fácil ese dar a "eliminar" y continuar el viaje sin mirar atrás, sin rencor, sin pesar...

Me gustó mucho el poema Fernando.

Un abrazo

Pablo said...

muy bonito el poema. Muy intenso y muy vivido
espero el siguiente

UMA said...

Esos intensos dolores apenas nos transforma en autòmatas del "deber hacer" màs que en el "querer"...
Me has dejado con esa tristeza clavada.
Maestrìa, Fer, excelencia.
Abrazos

lully desnuda said...

Tu poema se acompasa con la llovizna qeu comienza a golpear suavmente los ventanales de mi apartamento.

Bonito leerte.

Un abrazo decembrino!

conny said...

Hermoso poema, igual que todos los que escribes, abrazos.

Abril Lech said...

Parecen imágenes de una película. Pero es peor. Porque lo mas triste no es la muerte sino la indiferencia.