Followers

Sunday, May 11, 2008

El equilibrio

El equilibrio necesario
para caminar
sobre las cuerdas
de la vida,
no es un privilegio
de todos.

Y si ese andar
se hace sin red
de protección
corremos el peligro
de terminar aplastados
por la depresión y
la angustia.

Por eso, si las filigranas
de la mente van perdiendo
su color,
hay que tener el valor
de enfrentar al óxido
y pedir ayuda.

21 comments:

Malena said...

No, Fernando, no todo el mundo puede conseguir ese equilibrio para caminar por la vida y la mayor parte de las veces los que caminamos lo hacemos sin red.

Aunque realmente esa red que debería protegernos es la mente dándonos el valor que nos falta.

E indudablemente, esa red se puede estropear y entonces debemos tener la valentía de pedir ayuda y dejar el orgullo a un lado.

Son aspectos de la vida que has plasmado con la realidad de tu poesía.

Un beso muy grande.

Raquel Fernández said...

Fernando, es casi como si este poema, precioso, por cierto, lo hubieras escrito para mí, la eterna desequilibrada que oscila siempre entre la depresión y la angustia.
Me conmueve mucho tu modo de escribir.
Un beso grande.

moderato_josef said...

Comparto con Malena en que caminamos sin red, no comparto que no podamos alcanzar ese equilibrio; es más algunos nacen con el equilibrio adquirido casi de forma innata. Lo difícil esta´en mantrenerse a diario. Y sí, cuando se necesita no hay que ser vanidoso y pedir ayuda. Un saludo, excelente post!

kiantei said...

La pucha.
Yo pensaba que era privilegio de todos...yo pensaba, claro que sí, que todos somos capaces de llegar a ese equilibrio.
Yo por estos días prefiero creer que aunque corramos el riesgo de morir aplastados, la existencia y el equilibrio siguen valiendo la pena.
Creo que, una vez más, compañero de ruta volvemos a estar conectados.

UMA said...

Muchas veces caminamos sin red, habrìa que confiar en uno mismo y en la propia fuerza, nunca mirar abajo...
Y si, pedir ayuda siempre es una buena opciòn en este camino de filo que a veces recorremos.
Va mi abrazo, mutuamente animando el corazòn.

Laura said...

Me parece un pensamiento muy sabio. La humilidad y sabiduría para pedir ayuda no es privilegio de muchos, solo de grandes.
Abrazos

Claudia Perotti said...

Gosto de pensar que a vida é um grande desafio e quando sucumbirmos por qualquer motivo o aconchego dos amigos é sempre bem vindo!

Beijinhossssssssss

Alas al Viento said...

Muy bello pensamiento, creo que la mayoria de las veces caminamos sin red, pero cuesta doblegarse, ser humilde no es fácil, pero es un trabajo que a diario debe progresar.
Un abrazote,

EL HIPPIE VIEJO said...

UFFF.... ENFRENTÈ AL "OXIDO" MÀS DE UNA VEZ,
UNAS CUANTAS,
Y MANOS GENEROSAS APORTARON COLORES BRILLANTES A MI VIDA.

BIEN POR VOS FIGUCICH!

ADAL

Catalina Zentner said...

El equilibrio... andamos tras él y no cejamos en el intento de alcanzarlo.
A veces nos aproximamos bastante.
Sólo a veces.

Abril Lech said...

Tenía la esperanza de conseguir "Clara" en la Feria del Libro. Por eso dejé todas mis compras librísticas para un día que fuera sola. Gastos imprevistos arruinaron todos mis proyectos, ¿Podés creer que de mi lista no compré uno solo de los libros? Ay!

Isabel Romana said...

Una forma muy hermosa de decir que no somos eternos y de encajar con humildad nuestro inevitable deterioro. Precioso.
Besos.

Litzardo Rivas said...

que equlibrio de palabras hermosura, de todo me encata como escribis.


Saludos.

Maybe said...

Muy ciertas tus palabras...
Saludos.

TERESA said...

Siempre caminamos sin red

Gwynette said...

Soy muy mala equilibrista, y eso que de pequeña siempre jugaba a seguir las líneas de la acera..:-)

Dicen que el equilibrio está en el oido interno.
Yo, voy sin red..y así me va !! :-)

Besitosss

txanba said...

y besar el tiempo...

un abrazo.

Trini said...

Porque siempre habrá una mano que nos sostenga cuando osclemos en busca de la caida...

Muy bello

Un abrazo

lully, Reflexiones al desnudo said...

Es el equilibrio emocional que funciona a base de los afactos... esos que muchos carecen pero que alimentan el espíritu para lograr la perfecta armonía.

Te abrazo Fernando con afectos por montones!

mi despertar said...

Que bello este blog es intenso
besos

A. M. Vermon said...

Todos necesitamos manos amigas.