Followers

Thursday, April 03, 2008

El secreto

En el hotel de montaña,
arrinconado en la niebla
de un otoño impreciso,
me reveló el secreto
que llevaba escondido
bajo interminables sesiones
de terapia desde la
muerte de su padre.
Lo guardé durante treinta años
y esta tarde, velando su
cuerpo frio, entre el verdor
de los pinos
y los rosales florecidos,
me dije que era el tiempo
de abrir las compuertas
y deslizar, aguas abajo,
ese torrente contenido.

30 comments:

Laura said...

Esos secretos pesan, tanto como una rueda de molino, por eso lo mejor es arrojarlos al mar, que duerman en las profundidades acariciados por las aguas.
Bellisimo

kiantei said...

Hoteles de Montaña entre la niebla...andaremos medio conectados compañero???


Bello secreto.

Coralya said...

Me tienta su propuesta de encuentro, usted sabe que acá habemos muchos que le queremos incondicionalmente, asi que lo estaremos esperando con los brazos abiertos.
Un besote para usted y su compañera.

Coralya

Umma1 said...

La palabra debe ser dicha y luego liberada.

Encuentro muy profundo este poema, amigo. La vida, al fin de cuenta, es una sucesión de palabras, las emociones son palabras, las imágenes. Algunas de ellas hacen nudos con los amigos y es donde sobrevivimos, si ellos permanecen cuando nos marchamos.

Luego seguimos como las aguas del río, una corriente común, anónima, lo cual no es malo, porque terminamos siendo uno, con todos esos significantes personales, que hacen a la humanidad.

Un abrazo

Algaire said...

Secretos que oprimen el alma y que tarde o temprano tienen que salir a la luz.
Un saludo

Maybe said...

Como entiendo esas palabras...
Saludos.

George said...

pa qué te digo que no, si si.

UMA said...

Los secretos a veces queman y queman la cabeza...
Si sale del corazòn el torrente, tanto mejor...
Gracias por entrar en tus paisajes interiores.
Un beso, Fer

Malena said...

Me he sentido identificada con las palabras de tu poema. Creo que todos guardamos secretos confiados por otras personas e incluso de personas ya fallecidas.

Lo que me ha parecido precioso es la decisión que has descrito de abrir las compuertas para que se mezclen con el aire.

Entrañable.

Un beso.

Furtiva said...

Cuando llega por fin la muerte, vienen también esas ansias por ganarle al olvido, por esparcir lo que nos quedó dentro del otro que se fue.

Muy bello, un abrazo.

Wilhemina Queen said...

Hola Fer, tengo una sorpresita, creo que te va a gustra, pincha AQUÍ

barb michelen said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

MaleNa-La Porteña said...

Hermosa manera de decir, de sentir, llega hondo.

No me gustan los secretos, será que mi familia estaba impregnada de ellos.

Buen fin de semana, querido Fer.


MaLena.

Catalina Zentner said...

Es saludable abrir las compuertas para que fluya aquello que nos pesa.

Eugenia Cristina said...

Armonioso poema, desliza el sentimiento de haber retenido eso. Y ante la vuelta de página que impone la muerte; ahora la decisión de liberarlo.

Abrazos cariñosos.

Indianguman said...

Wow... me encanta eso de guardar secretos.. hasta la muerte... los pactos sagrados y la atmósfera de este poema


Amigo, dejé algo para ud. en mi blog...

Máximo Ballester said...

Una grata ceremonia, un secreto compartido ahora con todo lo que te rodea. Una bella forma de recordar a través de un acto de libertad.

Un abrazo.

Rantes said...

el valor de cobijar un secreto por tanto tiempo lo angrandece....

un abrazo, nos vemos

chau

Rantes said...

disculpa, debe decir engrandece

Imagine Photographers said...

Siempre he pensado que cuando uno fallece, se le debe permitir partir con todo su bagaje a su lugar de descanso y nosotros vivir el presente y con ilusión de futuro

celebrador said...

Contener es muy humano, pero lo contenido acaba reventando o supurando

Bohemia said...

Bello, bello, bello...y no es ningún secreto...

Besitos

Claudia Perotti said...

Texto sentido e muito belo!
Beijinhossssssss

Saludo dietético said...

liberarse de lo que nos aprosiona es una de las mejores opciones... Besos

Javilina said...

difícil vivir con un secreto a cuestas...
aýun cuando hayan pasado 30 años, siempre vale la pena desahogarse

un abrazo fernando!

Wilhemina Queen said...

los secretos son parte de la vida
a veces, hasta son imprescindibles

besoso!

Alas de Mariposa said...

Hay secretos que pesan tanto que nos asfixian. Y cuando estos se destapan son como cuando de suelta la presa que aguanta el río de la verdad...

Besos

TERESA said...

Cuando me dicen¡¡te voy a contar una cosa!!me entra de todo , porque te cuentan o confian en ti para cosas buenas , pero tambien para cosas que luego no se te borran nunca de la cabeza y eso no me gusta para nada.

Gwynette said...

Me gusta la gente que sabe guardar secretos, creo que es uno de los logros más decentes de un individuo..:-)

Besitos

Raquel Fernández said...

Muy bello este poema también; los secretos pesan. Si lo sabré yo!
Un abrazo!