Followers

Thursday, April 10, 2008

Cenizas

Desandando el camino
por las cornisas
que el destino
me había enseñado,
volví a las fuentes
para hacer el intento
de encontrar aquel
mundo casi olvidado.
Todo había cambiado.
Los rostros no eran aquellos
de las sonrisas cantarinas
ni las miradas tan límpidas
como entonces.
Las luces apagadas
y el rencor a flor de piel
asomaron entre las cenizas
de lo que fué una gran fogata.
Di media vuelta, y con el alma
cargada de piedras me fui
para siempre.

24 comments:

Nika said...

pero si no hubieses vuelto jamás te hubieses ido de verdad; sólo al volver se sabe que el ciclo está cerrado.

abrazos

angélica beatriz said...

Hola! Te vengo a dar un abrazo y un beso muy fuerte.

Bello poema.

Laura said...

Nunca pensé en esa imagen pero es cierto, a veces el alma se encuentra cargada de piedras.
Abrazo fuerte.

Abril Lech said...

Creo haberlo leido. Y hasta me parece haberte comentado algo sobre aquel tango, "qué gran error, volverte a ver..." Si es así valió la pena recordarlo.
Es que es un tema que nos pasa a todos y en constante, ¿no? Y aquí tan bien dibujado: Volvemos esperando encontrar lo que si alguna vez estuvo fue pasado. ¿Por qué será que todos volvemos en algún momento la vista atrás?
Gracias por los saludos por mi cumple, muy lindo lo uqe me escribiste Fer!!!! GRACIAS!!!!

Raquel Fernández said...

"Las luces apagadas
y el rencor a flor de piel
asomaron entre las cenizas
de lo que fué una gran fogata..."
Versos estremecedores.
El final es fantástico también!
Volvemos buscando aquello que ya fue... o que en realidad no existió nunca. Pero siempre volvemos. Sólo para comprobar que el regreso fue en vano.
Un abrazo!

kiantei said...

Queda tanto entre las cenizas, tanto que son capaces de volver a encenderse siempre y en una fracción de sgundos volverse canto y poesía.

Un gran abrazo padrino mágico
(de capullito, claro)

Wilhemina Queen said...


me dejaste triste, ¿qué tal si regresas y aceptas y perdonas y lo llenas todo de amor en vez de fuego?


besos



Verónica
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦
UN BLOG SE ALIMENTA Y CRECE GRACIAS
A LOS COMENTARIOS, CUANDO VISITES UN
BLOG DEJA TU HUELLA EN ÉL ☺
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Denise said...

Mjm... me ha pasado pocas veces, pero hay instantes que se sienten así cuando vuelvo a Costa Rica tras largos periodos fuera.

Isabel Romana said...

Se percibe muy bien en este poema la decepción, casi inevitable, del encuentro con algo que ya jamás podrá volver a ser. Precioso. Un abrazo.

Malena said...

Vivimos muchas veces con un recuerdo de algo querido e idealizado en nuestro corazón y al volver nos llevamos una gran decepción o quizá no.

Me han gustado las palabras de nika cuando dice que sólo al volver se sabe si el ciclo está cerrado.

Bello poema, Fernando.

Un beso muy grande.

Yessi said...

Esas piedras a veces se nos hacen tan pesadas que es necesario irlas dejando poco a poco, o como bien dice tu bello poema, dar la media vuelta y no volver jamás, aunque suele ser muy dificl.

Besos y espero que todo este bien...

MaleNa said...

Tus "Cenizas" me llenan de melanco, que cosa extraña es la belleza cuando viene impregnada de saudades.

Un abrazo enorme, compañero.


MaLena.

George said...

"con el alma cargada de piedras"

me gusta.

Gabriela said...

El pasado no vuelve.
Abrazos y recuerdos.

Máximo Ballester said...

¿Qué hacer con esas piedras?
¿Acaso comvertirlas en barro y moldear felices figuras? Pero cómo hacerlo.
Del pasado a veces sólo queda una mueca torpe y burlona.

Un abrazo y buen domingo.

Maybe said...

Hermoso y muy melancólico este poema, pero aunque las cosas cambien, hay que enseñarle al alma a deslastrarse de esa carga de piedras.
Saludos.

Furtiva said...

Un mundo que ya sólo permanecía dentro de ti. Un mundo desaparecido ya, propio, imposible de compartir.

claudisima said...

Solo pasando a saludar.....espero seguir visitandote....

Saludos

Indianguman said...

Serà asì, Fer, que segundas partes nunca fueron buenas, que la inocencia siempre se pierde y que no queda otra que seguir?
No hay nada que pueda rescatarse?

Què penita

besos

txanba said...

eres bienvenida, pero yo no me voy para siempre, sigo aquí, leyendo uno a uno estos versos.

un abrazo.

Umma1 said...

No habría que desandar los caminos que se recorrieron, no te parece?

Casi siempre nos estrellan con la desilusión.

Un abrazo

UMA said...

Volver a veces se torna deformado.
No somos hoy quienes fuimos aquella vez, entonces somos proclives a la nostalgia, a cargar las mochilas con piedras.
Mejor lanzar una sonrisa al viento, a lo que fuimos y ya no seremos.
Un abrazo, Fer.
Un placer leerte.

quantum said...

El regreso como deseo y como imposible, ¿cómo encontrar intacto lo que fue si nos hemos ido perdiendo nosotros por el camino?
Poema que golpea con la fuerza de una piedra en la nostalgia.
Mi abrazo, amigo. Seguimos.

moderato_josef said...

Un poema precioso metafórico y muy significativo, es comouna reflexión. un saludo!