Followers

Monday, August 21, 2006

Decirte

Debo responder
al tribunal de mi conciencia
las razones de mi silencio
ante tu clamor desesperado.

Cómo decirte
que los jilgueros
que adornaban nuestro jardín
han escapado para siempre.

Cómo decirte
que la pasión murió
entre los vaivenes
de aquel amor que fue hermoso
y cálido, pero, hoy languidece
escondido en los arrabales
del destino.

Cómo decirte
que no tengo las palabras
necesarias para confesar
que mañana, al despuntar el alba,
me marcharé para siempre.

24 comments:

indianguman said...

Uf.
"nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio", decían por ahí...

abrazos

Gabriela Zayas said...

Preciso y precioso, querido Fernando. La agonía del amor.
Un abrazote.

nika said...

cómo decir... y sin embargo a veces ya hemos leído la verdad en la mirada del otro y deseamos que guarde sielncio, que no diga, que no haga...

que hermoso poema, que triste, que cierto...


besos

Laura said...

Que se vuelen los jilgueros...eso sí que deja una sensación espantosa. Es como una vida sin música, y por cierto, sin amor.

Bohemia said...

Y me pongo a pensar y no sé si su actitud es de cobardes o de valiente...

M.C said...

el amor y sus caminos
bonito pu;ado de palabras las que nos regalas, con un saborcito amargo al final, como el cafe: adictivo, rico y triste.

Rantes said...

la eterna despedida...querida y manoseada...
un abrazo
chau

Lety said...

Espero que encontró como decirlo, para no dejarla temblorosa ante la aurora, en espera del llamado a la puerta que no llega

Mi beso en la frente para usted Don Fernando

Hipolitta said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Hipolitta said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Umma1 said...

Jajajjaaja, me evocó los mismo versos que a Indianguman.
Es el silencio el que humilla y mata, no la palabra.
Un beso

Cata Fdez said...

que bello, ¿cómo decir? no sé si se puede, pero de que debemos por el corazón es cierto. Gracias por tu visita, te dejé besos en mi casa.

Ondina said...

Hay cosas que es difícil decir,sin embargo,en conciencia hay que decirlas,cuando la pasión muere no tiene remedio,a veces uno de los dos quiere aferrarse al cadáver,y eso es malo para los dos,no hay que tener falsa compasión que sólo haría más daño.No hay nada más muerto que un amor muerto.
Besos

Emilio said...

Me pasó. Tal cual sólo que no sólo no tuve el coraje de decirle sino que tampoco me fui. Hoy estaría en Nueva York. Finalmente todo murío de manera natural.

Saludos don efe

Olie said...

¿Cómo?

Pues, ¡diciéndolo!, lanzando un mar de palabras o un adiós de verdad.

Pero por favor, sin condenas de silencio, que no hay nada peor que suponer...

Estoy pasando por algo parecido, por eso me da mucha tristeza que haya finales sin puertas cerradas.

Abrazos

Sovka said...

Maravilloso texto, lleno de valentía y emoción.

besito :)

Agneshka said...

siempre son las palabras mas dificiles.
pero mientras a unos les cuesta decir adios otros son incapaces de decir las de amor.

Lila Magritte said...

Qué horror, qué poema, golpea tan profundamente... no hay nada más que decir.

Abrazos.

Javilina said...

es difícil partir... siempre, pero es mejor hacerlo si la pasión ya murió...
y se va sin decirle el por qué como tantos otros han hecho...
llega a parecer que a todos nos tuviera que tocar alguna vez
un abrazo!

quantum said...

Los arrabales del destino guardan tantos adioses, esas despedidas quizá inevitables.
Un adiós que es sólo un "hasta pronto", amigo, con mi abrazo.

Denia said...

Triste pero inevitable... :(

Siempre hay formas de regresar :)

Ul said...

Aaaaaaay que triste..muy bonito!

Yessi said...

Hola, soy nueva en esto del blogg, y espero recibir alguna critica por el mio, me tome el atrevimiento de entrar al tuyo y me gusto lo que lei, es un poema muy lindo muy de amor, pero con un final triste, aun asi no deja de ser bello, saludos!.

Ipnauj said...

Siempre es una palabra muy grande y amor, una muy misteriosa.

Un gran saludo.