Followers

Sunday, July 24, 2011

Vientos de fronda

Arreciaban los vientos de fronda
cuando quizo, sin suerte,
dar un golpe de timón
y cambiar el curso de su vida.
Fue en vano.
Los acantilados del destino
estaban muy cerca
y el velamen del alma,
roto y sin fuerzas.

21 comments:

Lucas Fulgi said...

Interesante historia. Tiene atrás toda una reflexión sobre el destino, sobre las elecciones, sobre el darse cuenta a tiempo. Pero bueno, quizá sus elecciones puedan darse cuando esté en una isla desierta, después de naufragar, por ejemplo.

Saludos

Jana la de la niebla said...

A veces la vida es la que manda, aunque creamos que en nuestras manos está la elección.
Muy bien expresado, con bonitos versos.
Besitos, feliz semana.

Nacida en África said...

Mi querido amigo: Quiero creer que tenemos algo en nuestras manos que nos hace luchar contra el destino.Por lo menos quiero creerlo.

Muy buen poema.

Brisas y besos.

Sarco Lange said...

Ni siquiera una esperanza, ni una maldita esperanza...

Abrz.

virgi said...

No siempre el giro que queremos dar, sucede en el momento adecuado.
Besos

இலை Bohemia இலை said...

hay giros tardíos que no varían la ruta predestinada...

Besos poeta

Alejandra Sotelo Faderland said...

Fer, te diria que esta perfecto para 'The Ship' (la vez que intente publicarlo, en el viejo blog, tuve que aclarar que yo no era de madera ni tenia quilla) y describe perfectamente ese momento en que mas por instinto se intenta evitar lo inevitable aunque las rocas esten encima nuestro.

Poetiza said...

Hola, bello poema amigo. Besos, cuidate.

TriniReina said...

Seré una romántica sin remedio, pero pienso, quiero creer, que aún habrá una ola, al menos, en la que remontarse...Otra cosa será que la encontremos:(

Abrazos

La sonrisa de Hiperión said...

Vientos, para luchar contra si mismos...

Saludos y un abrazo.

mentecato said...

¡Bravo, bravísimo!

Un abrazo, hermano.

alkerme said...

Muy bonito...

Saludos,

La sonrisa de Hiperión said...

Vientos que nos acaricien... Estupendo el post que nos has dejado; un placer como siempre.

Saludos y un abrazo.

Maybe said...

Esos vientos de fronda nos dan muchas veces sin aviso, sin ellos la vida no seria el mar por descubrir...

Un abrazo.

LaLy said...

El alma y su velàmen rota...sin rumbo, a la deriva.

Exquisito poema.

Saludos

LaLy

Abril Lech said...

Sí, esa es la sensación y la puerta al desánimo. Ojalá no pase de ser un poema... Besosssss

Javilina said...

No es tarde para dar un golpe de timón... Aunque tal vez no vaya en la dirección deseada.

Saludos!!!

Eugenia Cristina said...

¡Qué sensación de pesadilla, cuando eso ocurre! Admirablemente descrito. Y la recuperación del naufragio es otra historia.

Abrazos cariñosos.

Poetiza said...

Hola, bellos y tristes vientos poeticos. Besos, cuidate.

La sonrisa de Hiperión said...

Estupendas las cosas que nos dejas. Llevaba días sin comentar (cosas de las vacaciones) pero ya de nuevo por aquí.

Saludos y un abrazo.

Rosi said...

A veces es difícil cambiar el rumbo, cuando nos puede el desánimo pero somos luchadores por naturaleza y nos reponemos en las adversidades cuando lo creemos todo perdido.
Saludos.