Followers

Sunday, June 26, 2011

Las cosas

Me preguntaron
el por qué de las cosas.
Lo tomé con paciencia,
descompuse las palabras y
guardé un profundo silencio.
Lo busqué en los libros
antiguos y polvorientos
que guardaba junto
al baúl de los disfraces.
Cuando descubrí la respuesta
comprendí que las cosas
ahí estaban pero el por qué
se había marchado.

Del libro CLARA (Abril 2006)

18 comments:

Elisa Berna Martínez said...

Siempre buscando el origen, el motivo, la razón... no puede el hombre estar sin más, sin preguntar. Un abrazo!

TriniReina said...

Sí, las cosas son fáciles de olvidar. Nos sirven, las usamos, las desechamos, las olvidamos...

Abrazos

Jana la de la niebla said...

Siempre corremos detrás de los "por qués" y tal vez nos perdemos el disfrute de las cosas, pero así es el ser humano.
Besos.

La sonrisa de Hiperión said...

Los porqués siempre suelen salir corriendo...

Saludos y un abrazo.

MAR said...

Sólo nos queda....pensar que nada es por casualidad, sin buscar los porquesssss.
Besos con cariño.
mar

Ligia said...

La necesidad humana de buscar siempre un por qué a las cosas la tenemos implícita... Abrazos

Isabel Romana said...

Hay preguntas que no tienen respuesta. O quizá sí la tienen, pero nos llegan en el último instante, cuando ya no la podemos transmitir a nadie. Interesante reflexión, querido amigo.

alkerme said...

A veces es preferible no preguntar el por qué...

Saludos,

Lucas Fulgi said...

Las cosas están ahí para que nosotros las llenemos de sentido.

Nacida en África said...

Mi querido amigo: A veces es difícil, muy difícil el saber el por qué de las cosas y a veces también llegas a saberlo cuando es demasiado tarde.

Brisas y besos.

Malena

MaríaJosé said...

encontrar el por qué es igual de dificil que tratar de separarse de nuestra propia sombra. Bello escrito, saludos

Art Pepper said...

Qué cosas. La profundidad de los recuerdos, al final.

virgi said...

Muy agudo. Tanto tiempo invertido y pocas veces encontramos las respuestas.
Me alegra tu regreso, muchos besos

Abril Lech said...

Es probable que la respuesta no esté en las cosas sino en aquel que las observa, lo cual explicaría tantos por qué y ninguna respuesta. Cosas que se me ocurren en la mañana... Besos Fer!

Larisa said...

Seguramente no tendría gracia descubrir los motivos de las cosas, sus razones íntimas y personales.

Imagina qué pasaría entonces: quizás no existirían los poetas.

Abrazos muchos.

Ricardo Miñana said...

A veces intentamos profundizar en el porque de las cosas.
un placer pasar a leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Poetiza said...

Fgiucich, que dificil encontrar que las respuestas se han marchado. Te dejo un beso, cuidate.

இலை Bohemia இலை said...

el por qué tiende a evaporarse ante algunas dudas...

besito