Followers

Monday, February 28, 2011

Pena

Hoy me crucé
con una pena
larga y sombría
que me tomó
del brazo,
esquivando las rotas
veredas.
Le pregunté
con insistencia
qué buscaba
y sin mirarme, siquiera,
me abandonó a la
vuelta de una esquina.

28 comments:

MaLena Ezcurra said...

Algunas penas vienen y van, no tiene sentido ahondarlas.

Bellas palabras Fernando.



MaLena.

Lucas Fulgi said...

Larga y sombría
como nuestra propia sombra
siempre a nuestros pies:
la pena
que se arrastra
para que la veamos
y querramos arrastrarnos con ella.

princess olie said...

A veces la pena es así:
nos asalta en un callejón,
para enseñarnos
que nuestra vida no sólo está hecha
de nuestra voluntad,
sino también
de los azares del destino...

Hermosa reflexión,
como siempre...

Abrazos,

Menta said...

Quizas se pierda...cuando veas las veredas luminosas.

Beso amigo mio

Menta

Isabel Romana said...

¡Ufffff! Menos mal que te abandonó esa pena. No dejes que ninguna otra te coja del brazo. Besos, querido amigo.

Ligia said...

Mejor que te dejen las penas y se vayan a otro lado. Abrazos

mentecato said...
This comment has been removed by the author.
mentecato said...

Muy original, creativo y muy buen final.

Abrazos, hermano.

Maybe said...

Quizás sólo queria un poco de compañía mientras llegaba a su destino.

Saludos.

Alejandra Sotelo Faderland said...

Bueno al menos era una pena pasajera, de esas que vienen por un rato y luego se van por la primera esquina, no era de esas pegajosas, molestas que no se van nunca, algunas que vienen con justificada causa y otras porque si.

Clementine said...

Prestamela a ver si me abandonan rápido las mias.

Algaire said...

No creo que nadie la eche en falta cuando una pena se va aunque sea sin despedirse.
Un saludo

Trini said...

Pues eso es lo mejor de esa pena, que se perdiera tras la primera esquina. Que ´no caben tantas en el alma...

Abrazos

Adolfo Payés said...

Un poema bello.. grcias por compartirlo..

Un abrazo
Saludos fraternos...

Que disfruten del fin de semana..

Maury Santos said...

¿La pena vale la pena?

virgi said...

Una suerte que no se entretuvo mucho. Tal vez conmigo hubiera estado más tiempo.
Besitos besitos

Anna Bahena. said...

Una pena silenciosa, una pena cómplice de sí misma...
genial.

Un abrazo.
Anna.

Poetiza said...

Hola amigo, hay penas que asi como llegan se van. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

Nacida en África said...

Mi querido Fernando: Las penas vienen cuando menos se las espera pero creo que pueden desaparecer cuando intentamos con todas nuestras fuerzas que desaparezcan.Dónde sea, pero que desaparezcan.

Brisas y besos.

Malena.

P.D/ Acabo de llegar de viaje.

alkerme said...

Pues si era una pena, mejor que te haya abandonado...
sin embargo, te ha dejado con unas bonitas palabras para describirlo...

Un saludo,

Cecilia said...

Mucho mejor!!
Cariños.

moderato_Dos_josef said...

Es cierto que hay penas pasajeras...yo las suelo llamar angustias momentáneas.
precioso poema.
abrazos

Ana di Cesare said...

Primerola humorada:
Menos mal que se fue enseguida, habrá visto a otro a quien colgársele.

Ahora, me encantó lo delicado del poema.

Un abrazo

La sonrisa de Hiperión said...

Llevo un tiempo apartado de hacer visitas a los amigos. Poco a poco me volveré a poner al día. Ten un buen inicio de semana.

Saludos y un abrazo.

Nell said...

A veces, sin saber por qué la tristeza te asalta, pero igual que viene se vá.

Art Pepper said...

Qué coincidencia, me pasó igual hace un tiempo.
Un abrazo

Elsa said...

Así es la pena... nos arrastra y nos deja... esquinados.

y más...

almaenamorada said...

Son como vagabundas...viajeras en su mision..con propositos de hacerse sentir..para despues esfumarse.. A veces!