Followers

Monday, May 03, 2010

Presente

La delgada línea
que separa al pasado
del futuro,
es un presente imperfecto
que nos empuja
a correr por las cornisas
de la locura, aunque,
de tanto en tanto,
aparecen los duendes
sanadores impulsándonos
con una luz de esperanza.

26 comments:

Cecilia said...

Esa inseguridad no poder preveer la vida es a la vez el motor que nos impulsa. Hermoso poema, un abrazo.

Abril Lech said...

Justamente... estoy esperando alguno. Sentada, para no cansarme demás! :-)

TriniReina said...

Esos duendes no nos abandonan. Ni en el presente ni en el pasado, aunque a veces creamos que los perdimos...

Abrazos

Malena said...

Mi querido Fernando: Por eso tenemos que hacer tantos equilibrios para no caer en un pasado que pudo ser doloroso. Yo también creo en esos duendes sanadores que de vez en cuando aparecen para tomarnos de la mano y llevarnos por el camino de la vida con seguridad.

Mil besos y mil rosas.

virgi said...

Es que los tiempos de los verbos es una pura invención...porque...¿qué es el presente? ¿existe acaso?
¡Ah, el tiempo, tan inasible, tan abstracto!
En lo que estoy de acuerdo y me has dejado enamorada es con " las cornisas de la locura", donde todos alguna o muchas veces, nos hemos paseado.
Muchos besos y rayitos de luz

MartinAngelair said...

Qué bueno que sea así,...

...qué bien que pienses así,...

...qué bonito que nos lo recuerdes,...así, o como ellos quieran que mejor sea.




Buenos días, y un beso muy fuerte.

Poetiza said...

Esos duendes aveces se esconden en el pasado. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

Art Pepper said...

Pues si no aparecieran... ya me dirás tú.

MAR said...

Mi deseo es...que siempre vengan llenos de luz para iluminar tus días de oscuridad.
Besos para ti, llenos de cariño y amistad.
mar

Anonymous said...

Copa de verde esperanza, que rescataste del pasado... y que de aquella foto, ahora recostada tú brazo sostiene en la opulencia carmesí. No hace más que traerme buenos recuerdos en este presente, que añora de improviso introducirse nuevamente en la copa y su lujuria, que de tu boca se derramo el vino como elixir en mi gloria...

Y de tanto en tanto, sigue mí desolada espera, mirando por las techumbres de agónica indiferencia. Así pongo esperanza de futuro, que delgada y débil llega por la línea incierta, borrando la verdad de presente, en los ojos ausentes.
designiio.

Maybe said...

Vivimos en la locura de un presente que se torna en ocasiones racional y confuso, con una cercanía tan corta entre el pasado y el futuro, que nos hace divagar en el tiempo.
Saludos.

Catalina Zentner said...

¡Cuánto me cuesta encontrar esos duendes! Son esquivos... pero sigo buscándolos.

Abrazos,

Javier Herque said...

Me quedo con el pasado mientras camino por esa delgada línea sin importarme mucho aquello que me espera, vendrá a mi encuentro o nos encontraremos.

Creo en los duendes y en su magia sanadora, creo en esos catalizadores que nos permiten “ser” sin hacer muchas preguntas.

Un abrazo.

jordim said...

me encantan las pildoras de este blog.

La sonrisa de Hiperión said...

El presente nos calma, con esa incertidumbre, del nuevo paso que se da, y sólo está en nuestra mente, porque de lo contrario sería futuro...

Saludos y un abrazo enorme.

Furtiva said...

Son los duendes del "hubiera", los rostros cambiantes de la poesía.

Un abrazo muy grande.

angélica beatriz said...

Y es verdad lo que dices en tus versos, querido Fernando. Es una locura vivir, simplemente, pero qué feliz nos hace :-)

Un beso para ti.

MaLena Ezcurra said...

Los duendes siempre están jugando por ahí, no tengas dudas que al leer tus bellas letras aparecerán de un zas!

Te abrazo Fernando.


M.

Poetiza said...

Vivir, es una locura aveces. Paso a saludarte, te dejo un beso, cuidate.

Máximo Ballester said...

Y hasta con cierto grado necesario de inconsciencia. Muy bueno, Fernando!
Un abrazo presente y a futuro.

lully said...

Hola apreciado Fernando:
Comparto estas letras que tienen una significativa sabiduría de vida. Así es, sonrío y te abrazo apreciado mío.
tqm!!

Ligia said...

Deseamos que nos acompañen, ahora y siempre. Abrazos

Elsa said...

Un presente imperfecto que muy frecuentemente conjugamos en imperfecto subjuntivo, que vengan los duendes, Fernando.

Besos.

Bohemia said...

bello, breve e intenso...

alkerme said...

Precioso y real...

Claro, se debe a esas cornisas que a veces yo ande haciendo equilibrios...

Saludos,

alkerme said...

Precioso y real...

Claro, se debe a esas cornisas que a veces yo ande haciendo equilibrios...

Saludos,