Followers

Monday, November 16, 2009

Relámpago

En el ocaso de la vida,
con los años escondidos
en ese otoño bordado
de cabellos entrecanos,
conoció el amor
por vez primera;
fue un relámpago
fulgurante, casi sublime,
que se apagó,
tal como vino,
con la primeras nieves
de aquel invierno.

18 comments:

Cecilia said...

Me recordó a los puentes de Madison, cuántas hiistorias en la vida real habrá también. Un abrazo

Camille Stein said...

nunca es tarde
para el fulgor
del relámpago

ni para un ocaso
bordado
de redención...


un abrazo

Fernando said...

o murió del aguacero?

Adolfo Payés said...

Es un relámpago de amor.. me gusto..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos

Ligia said...

Nunca es tarde para conocer el amor, aunque sólo sea una vez en la vida. Abrazos

Trini said...

Sí, no dudo de que se apagara. pero, qué bello mientras duró.
La última y eternamente recordada estrella...

Abrazos

alkerme said...

Siempre es buen momento para un buen relámpago...

Un beso

Catalina Zentner said...

Una historia llena de significado, emotiva y veraz, hecha poesía.

Abrazos,

Isabel Romana said...

Un amor que, sin duda, habrá llenado de luz, siquiera un instante, esa vida vivida... Precioso, querido amigo.

Malena said...

Mi querido Fernando: ¡Pero amó! No se irá de esta vida sin haber sentido en su corazón esa llama que lo transforma todo. Lo contrario habría sido una muerte en vida.

Un fuerte abrazo.

virgi said...

Esos relámpagos tormentosos pueden dar más vida que toda una existencia bordada con tímidas gotas de lluvia

Besitos

kiantei said...

Te leo, te leo compañero...no tan a menudo, ya sabes, pero te sigo en tus relámpagos...amores prohibidos, cantos maternales...te leo y te convido a seguir en la ruta de esta amistad tejida entre los dedos...
Abrazos.

Elsa said...

Que se apague un amor cuando se está enamorado siempre es una put...
Pero perderlo cuando la soledad sin retorno acecha, permíteme Fernando, put.. y media.

Mil besos.

La sonrisa de Hiperión said...

Me recordáste a un caballo negro y desbocado... Mas persona que caballo, mas lleno de humanidad...

Genial como siempre.

Saludos y un abrazo.

RECOMENZAR said...

Eras vos el enamorado?
besos

Franki said...

Me suena, nos sorprenderíamos si pudiéramos contar, todos los momentos parecidos, que nacen continuamente.
Un abrazo

Abril Lech said...

Pero seguro que valió la pena mientras duró.

Bohemia said...

Casi que he visto la luz de ese relampago cegador...

un besote