Followers

Sunday, September 06, 2009

Una ausencia mucho màs triste

Anoche, 5 de septiembre, mi madre partió definitivamente hacia las nubes eternas. Nos dejó, serenamente, con sus 95 años espléndidamente disfrutados, rodeada de todos sus afectos.

Cuando llegué, esta mañana, a enfretarme con la fria realidad del cuerpo yacente, una de mis sobrinas, con quièn ella vivìa desde hace unos años, me entregó su agenda prolijamente escrita, como antigua maestra parbularia, cuidadosa en todos sus detalles. En una de las pàginas, escribiò en Julio de este año, lo siguiente:

"Mis hijos queridos:

Recuerdenme cuando yo me marche en la alegrìa y no en las penas.

Recuerdenme en las caricias y en los enojos, acaso no pude amarlos mejor pero puse todo.

La vida se apura tanto y nos dura poco, les pido que me recuerden cuando se miren unos a otros, y recuerdenme en la alegrìa con que vivimos despuès de todo.

Vuestra mamà

Kika"

Siento una inmensa tristeza, pero mucha, mucha paz.

Les abraza,

FGiucich

34 comments:

Mar said...

Mis respetos, Fernando.
Un abrazo

Camille Stein said...

mi querido amigo...
mi más sentida condolencia
mi más emocionado abrazo...

Trini said...

Fernando, qué se puede decir en estos casos, sólo dejarte un abrazo y un poco de ánimo. Se comprende tu dolor y se agradece tu paz.
Me gustó el epitafío que escribió tu madre.

Un fuerte abrazo y mis condolencias.

Malena said...

Mi querido Fernando: Ayer te envié un correo diciéndote que me alegraba de que se hubiera recuperado tan pronto y ahora me encuentro con esta noticia.

Yo creo que ella sabía que se iba a ir pronto y por eso escribió esas líneas que solo una madre puede escribir tan llenas de cariño.

Recuérdala con alegría y dale gracias a Dios por haber tenido la suerte de tener una madre así.

Te envío el mayor de los abrazos junto con mi cariño.

Ligia said...

Lo siento mucho, Fernando. Pero como tú dices, se fue en paz y así mismo te deja. Animo y abrazos

Cecilia said...

Sólo dejarte un fuerte y sentido abrazo.

kiantei said...

95 años espléndidamente disfrutados...
Eso se llama una vida bendita querido amigo mío. Una vida bendita que todos quisiéramos.

Te acompaño en este caminar como siempre, en tu pena, en tu paz, en tu recuerdo con una carta de San Agustín y con todo mi cariño.


"Morir no tiene trascendencia.
No cuenta.
Yo solo fui al otro lado del camino.
Todo se queda tal cual como estaba.
Yo quedo yo
y ustedes quedan ustedes.

La vida que compartimos con amor queda como fue.
Lo que fuimos el uno para el otro aún es así.
Menciónenme como siempre.
Hablen de mi como siempre y no en forma diferente.
No se pongan tristes ni solemnes.
Ríanse de las cosas que siempre nos hicieron reír.
Alégrense y piensen en mi. Recen por mi.
Hablen de mi como siempre lo han hecho, sin emoción y sin un ápice de tristeza.

Todo lo que significaba la vida para nosotros sigue vigente.
¿Qué es la muerte?
Es algo que ocurre a diario.

¿Acaso voy a desaparecer de tu vida porque no me ves?
No estoy lejos, solamente al otro lado del camino.
Yo los espero.
Todo está bien"

San Agustín.


(Te quiero mucho)

alkerme said...

Lo siento muchísimo, gran tristeza la de ver irse a mamá...

Hermosas palabras las que dejó para ustedes...

Un enorme abrazo

paolav said...

la vida se apura tanto...qué razón tiene...un enorme abrazo para este día, una partida siempre nos duele, aunque tuviera 95 y fuese esperado ¿por qué será que nos cuesta la muerte, al menos a mi?
Te doy mi paz

Pancha said...

No tengo palabras de San Agustín, pero tengo un tremendo abrazo para ti; después de 95 anhos vividos dejando ese bello mensaje de encontrarla en la mirada de los otros, bien vale la pena la tranquilidad que tienes... porque no es gratis... un beso grande Fernando.

Litzardo Rivas said...

Maestro, mis mas sentido pesame, es un momento muy dificil, le admiro francamente su serenidad y su paz.

Un abrazo fraterno.

Catalina Zentner said...

Mis sentimientos de pesar te acompañan, Fer, mi abrazo solidario también.

Hasta siempre, amigo.

Laura said...

Querido Fer:
leer lo que kika escribió e imaginarla como en las fotografías que tenés en tu casa, con esa prestancia y esa presencia, me conmovió muchísimo. Murió como vivió, entera, plena y enseñando hasta luego de su partida.
Debés estar orgulloso de haber tenido esa madre. Su ausencia física es dura, pero mirá el legado de presencia que dejó!
Un abrazo inmenso!

Coralya said...

Pucha, no sé que decir, no tengo palabras, solo puedo acompañarte con tu dolor Fernando.
Siento mucho la partida de tu madre y aunque sé que hoy sientes paz, el dolor siempre está.
Ánimo amigo, y tranquilo, ella sólo se ha cambiado de casa (más lejos), pero está ahí, sigue junto a ti.
Un besote y un gran abrazo y gracias por compartir con nosotros tus alegrías y también tus penas.
Te quiero mucho.

Coralya

Isabel Romana said...

Comprendo tu tristeza y te acompaño en ella. Sin embargo, esas palabras tan maravillosas que os dejó vuestra madre se impondrán a la pena. Reflejan muy bien cómo era ella, qué sentimientos tan hermosos tenía hacia sus hijos. ¿Te extrañará si ahora te digo que veo de dónde te viene tu sensibilidad poética? Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Elsa said...

Un abrazo, Fernando.

Eugenia Cristina said...

Ante todo un abrazo que quiere entregarte todo el Amor de Nuestro Señor y el mío; y también Su Fortaleza, aunque ya la tengas.

Lo que puedo expresar, lo he dicho otras veces, no a ti.

La vida me ha enseñado que el dolor es por la naturaleza de la relación y no por las circunstancias; no importa si para la lógica es natural o si la relación fue trunca o infortunada. Tienes el bálsamo que ésta fue afortunada.

Cuando murieron mis padres; primero mi papá cuando tenía menos apoyo espiritual, o más bien, estaba muy camuflado; lloré dieciséis días seguidos, no al principio en que estaba más bien aturdida; me consoló mucho pensar que él debió sufrir mucho con la muerte de su madre, ocurrida cuando él tenía 35 años; y que cuando nací, cinco años después, el mundo floreció para él; aunque durara poco el que nos permitieran estar juntos.

Cuando murió mi madre me ayudó muchísimo darle gracias a Dios por todo el tiempo que tuve la relación; independientemente de orar aparte por la sanación de heridas causadas por ésta; repito: dar gracias a Dios por todo el tiempo que tuve la relación y luego entregársela, porque ya es de Dios. Ayudó mucho a ir sanando la herida y también proyectar la experiencia a otros duelos. Incluso, con apoyo espiritual, di gracias a Dios por haber estado al otro lado del mundo cuando ella murió, lo que en ese instante me parecía más doloroso. Y después comprendí que fue una Misericordia Divina que ocurriera así.

Todo mi cariño y el consuelo que tu madre fue una mamá maravillosa.

Umma1 said...

Un fuerte abrazo, querido Fernando.

Lully said...

Mi apreciado Fernando!
Unas palabras muy lindas y con todo el amor que ella tuvo para con ustedes. El mejor honor es recordarla así, qué bonito.
Sé del vacío que causa la partida de un ser tan querido por cuanto mi padre partió hace más de un año y te abrazo, no te suelto.
tqm y cuenta con la mejor de las energías desde mi mente, cuerpo y espíritu.
Para tu madre hermosa, bienestar espiritual.
Te abrazo, no te suelto!

cristina lamas said...

Querido Primo, cuántas coincidencias, leer el escrito de tu madre es como si leyera lo que nos dejó la nuestra. Me da mucho emoción! Un abrazo

Los Pecados de Lola said...

Tengo una inmensa tristeza, pero ella tomo la decision de partir eso me da paz, te amo

Alyxandria Faderland said...

Si de algo sirve mi tambaleante hombro, mis ojos para ayudarte a llorarla o a recordarla en esos momentos de alegria como ella te pide, de mas esta decir que puedes contar conmigo.
Es envidiable la paz de tu mama, la serenidad de su alma y tambien su grandeza en ese sencillo pedido que hace. Comprendo tu pena porque realmente ¿quien no quiere tener una mama asi?

Indianguman said...

Querido Fernando:

Despídela luminoso
porque vivió a cabalidad
porque amó y se equivocó
porque floreció su vientre
y porque tuvo la humildad de preparar el camino para los más jóvenes

Despídela luminoso, amigo,
porque la última visita la encontró dulce,
rodeada de sus amores, lúcida y preparada
para el gran paso

Ella no te deja:
eso te lo aseguro, como madre que soy!
su amor y sus gestos se quedan contigo
su sangre y su calor
te seguirán envolviendo en los atardeceres
y cada vez que sientas latir tu corazón, será ella que de alguna manera misteriosa sigue insuflando vida en ti

Ella no te deja:
Susurrará en el viento sus palabras de aliento
y acaso reirá traviesa, como una chiquilina, ahora que su cuerpo se ha vuelto tan liviano
ahora que vuela
ahora que te mira y cuida
aunque no puedas verla.

No la dejes tú a ella:
háblale por las noches,
sabiendo que está ahí, justo a tu lado;escríbele
de tus penas y tus alegrías
Ella te escucha
ella te vela
Una madre nunca abandona a sus hijos!!

De abrazo con todo mi cariño desde el otro lado de la cordillera.

Carolina

Maybe said...

Fernando, lamento mucho su partida, la tristeza sustituye su compañía, pero que sus recuerdos, sus palabras y su amor te permitan seguir adelante y te den el brillo en la mirada y paz a tu corazón.
Un cálido y sentido abrazo.

Charo said...

Una vida plena y la seguridad de haber hecho todo lo posible en esta vida, así quisiera yo despedirme también.

Un beso y recuerdala siempre.

Rodrigo said...

efectivamente la muerte no cuenta cuando la memoria tiene nombre para el beso en la frente, el abrazo en el frío invierno, los paños húmedos para la fiebre, la costura de botones y calcetines, las cucharadas de sopa y chucharaditas de remedios...la muerte no cuenta cuando la memoria tiene nombre...

La muerte no cuenta cuando la paz se instala como la certeza que nos permite seguir andando...

la muerte no cuenta, es un verso más en el tango.

Un gran abrazo, un abrazo fraterno como el que más...

R.

Furtiva said...

Siempre el amor nos salva, más que las palabras, más que la poesía. Un abrazo fuerte y mis respetos a la madre del poeta.

Lety said...

Fernando querido, esta pérdida, la paz que a pesar de ella te embarga, los sentimientos que debes estar viviendo, todo ello, me llevan a desear escribirte un largo correo.

Recibe mi abrazo y todo mi cariño

Tessitore di Sogno said...

Te abrazo fuertemente mientras te agradezco que hayas compartido esas grandes e iluminadas palabras, me llegan al corazón.

Art Pepper said...

ánimos y abrazos para continuar por el camino

El Hippie Viejo said...

Perdón Fernando
dejé con anterioridad un comentario en su otro blog sin saber nada de esto. Ahí le preguntaba si andaba bien.

Le dejo un Fuerte abrazo!

Adal

Rembrandt said...

Fernando, sé muy bien lo que se siente.

Pero a pesar del dolor, es maravilloso lo que tu madre dejó escrito.

Beso y abrazos enormes
REM

Poetiza said...

Amigo, en estos momentos tan tristes por los cuales ya pase, te acompaño en la distancia, todos vamos a emprender ese viaje pero que triste es cuando nos dejan, te ofrezco mi cariño y abrazo para estos momentos de pena. Pero me alegra leer que estas en paz y ese escrito que tu madre a dejado es un tesoro hermoso lleno de amor que compartes con nosotros y eso es maravilloso . Te dejo un beso y fuerte abrazo amigo, animo, ella se fue feliz de haberlos amado. Cuidate mucho.

Gabriela said...

Querido Ferm hace tiempo que no venía y me encuentro la triste noticia. Como huérfana temprana, te envidio los años que disfrutaste a tu mamá, y ella de ti. Mis condolencias más sentidas.