Followers

Sunday, November 16, 2008

Las vías muertas

Si bien
los límites estaban
marcados de antemano,
jamás creyó
que podía traspasarlos
con tanta facilidad.

Cuando ella lo dejó
aquella mañana de Abril
(me voy porque este amor
- el nuestro -
me duele con
tanta violencia
que me traspasa el alma),
no tuvo el coraje
de enfrentarla.

En un arranque desesperado,
cruzó calles y puentes
pero la perdió, acaso,
en algún andén oscuro
más allá de las vías
muertas.
Volvió navegando
en aguas turbias
salpicadas de
remolinos traicioneros.

Lo hallaron al día siguiente
arropado con la colcha india
y un orificio del calibre 22
en la sien derecha.

26 comments:

Adolfo Payés said...

trágico poema de amor, precioso versos que dicta el amor puro pero trágico...

saludos un abrazo

Trini said...

Morir de amor, o, en este caso de desamor...

Es muy bello el poema Fernando, pero tan extremo lo que dice.
Me gustaría haber amado así de fuerte o, que me hubiesen amando así de profundo. Eso sí, sin el abandono ni la desesperación.

Un abrazo

George said...

es una historia... he notado que todos tus poemas, o la mayoría al menos, son historias chiquitas...

conny said...

La fuerza del amor, o el desamor,me hubiera gustado que me amaran asi con tanta fuerza, hermosa tu historia. saluditos.

Adolfo Payés said...

Hola te he dejado algo en mi blog, me encantaría si lo puedes ir a traer pues es un placer y un enorme gusto entregártelo con mucho respeto cariño fraterno...

saludos un abrazo solidario

Umma1 said...

Qué desesperanza debía sentir, y que lejos del "amor" de verdad estaba.

alkerme said...

éste es mi segundo intento para dejar comentario, espero que resulte...

Pues eso, me han gustado mucho estas vías muertas y si no hay inconveniente seguiré pasando por aquí...

Gracias y un beso

Raquel Fernández said...

Impresionante poema. Me gustó muchísimo, a pesar de ser tan triste.
Un beso grande.

Isabel Romana said...

Escalofriante. Tu capacidad narrativa en los poemas es asombrosa, cuentas una historia completa en unos cuantos versos, ¡y de qué modo...! He sentido pena. Besos, querido amigo.

Malena said...

¿Por qué tenemos que encontrarnos algunas veces en vías muertas, Fernando? ¿Tan deshumanizado está el mundo como para no poder esperar la ayuda de nadie? Ojalá siempre encontremos en nuestras vidas una mano amiga.

Me has hecho meditar con este poema, Fernando.

Un beso.

Fernando said...

dios que trágico amigo...un abrazo

llully, Reflexiones al desnudo said...

Hola!!

Impresionante final. Eres un genio de las letras que hace que me envuelva en ellas con delectación.

Besitos sinceros!

Nika said...

siempre mezclando con tanta maestría lo dulce y lo amargo.

abrazos

Máximo Ballester said...

Uyyyyyy!!! Tremendo. Traspasó el límite. Final a lo tango de Rivero, Fernando. Genial resolución.

Un abrazo.

la danza de la vida said...

y es que a veces un final es para siempre...bello y trágico poema, un beso

Maybe said...

¿Porqué a veces amamos tanto que no tenemos el coraje de enfrentar el amor? Doloroso poema...
Saludos.

Dra. Kleine said...

OUCHHHHHHHHHHHHHHHHH hasta frío me dió

Poetiza said...

Hermoso poema de final tragico, asi es el amor muchas veces, nos vuelve suicidas.............Un beso, cuidate amigo.

Ligia said...

Te devuelvo agradecida la visita que hiciste a mi blog. Saludos

Bohemia said...

a veces la tragedia viaja agazapada entre tus versos y nos sorprendes con un fatal desenlace...inesperado...

BSS

Claudia Perotti said...

Trágica letras tão bem escritas por ti!

Beijinhossssssssssss

MaleNa Ezcurra said...

Amores perros, que nos llevan al abismo.

Tus letras tienen tal magnetismo, que me quedo mirando la nada de la pantalla por unos segundos.


Un fuerte abrazo compañero mío.


MaLena

gaia56 said...

la deseperación tiene esos momentos lúcidos.
un beso

Litzardo Rivas said...

hola, gracias por visitar mi casa buenisimo poema...

abrazos

UMA said...

A veces solo hay que aceptar y ser responsable, Erich Fromm dice que el amor es un arte que se aprende, entonces comprendemos que el otro no es "nuestro" y se aliviana la cosa, se dà vìa libre a las elecciones.
Como siempre, tus poemas llenos de fuerza, aquì me tienes en el andèn, observando.
Otro abrazo, Fer

la peor de todas said...

Es fácil creer que no se puede ir más allá, que jamás estarás al otro lado de esa línea que solo te trazaste y es más fácil aún verse a sí mismo, irreconocible,más allá de lo que nunca quiso estar tu corazón. El dolor a veces, nos vuelve locos.