Followers

Sunday, August 03, 2008

La ruleta

En el solar
de la vieja abadía
junto al muro de piedra
que separa el cementerio
del templo,
la ví por última vez.

Apoyó la bicicleta
en el brocal del aljibe
y avanzó con ese andar
felino
que me hizo imaginarla
desnuda, acunada en mis brazos
en aquel hotel de playa.

- No tengo mucho tiempo -
me dijo .
- El tren parte en dos horas
y me falta empacar
casi toda la ropa -

Se terminaba el estío
y la tarde anidaba
en un torbellino
de polvo cerro abajo.

Me tomó la cara
con sus manos de seda
y, yo, me así de sus brazos
como el postrer recurso
antes del naufragio.

El beso fue largo y profundo
como estocada florentina.

- Adios - murmuró, quédamente.
- Lo nuestro, recuerda, fue un amor de verano
y no puedo dejar a mi marido: tú lo sabes
de sobra - agregó

Caían las primeras sombras
en ese atardecer de lágrimas
perversas. Consentí que se fuera porque,
maldita sea,
había que tener mucho valor
pedirle que se quedara
y no quise jugar
con la ruleta del destino.

23 comments:

Raquel Fernández said...

Bueno, Fernando, lo conseguiste: estoy llorando. Me emocionó mucho tu texto.
"...por eso
es una cobardía retenerla
y dejarla ir,
una pavorosa crueldad..."
Eso diría Paco Urondo. Yo no te puedo decir nada.
Un abrazo.

la peor de todas said...

Y al seguir girando la vida, habría valido el riesgo, querido Fernando?. Un beso grande y un abrazo apretado.

Ignacio Bermejo said...

Que bellos son estos amores de verano que a todos nos han atrapado alguna vez. Un texto marabilloso. Me enanctó leerlo. Enhorabuena. Felicidades.

Poetiza said...

Hola, estos amores de verano nos dejan siempre un hermoso recuerdo que al evocarlo vibra nuestra alma. Hermoso poema a ese amor que en poco tiempo nos dejo tanto. Un beso, cuidate.

João Videira Santos said...

palabras con colores poeticas bien definidas. Me gustó.

Catalina Zentner said...

Fer, este poema es inmenso.
Me sumo a Raquel, has tocado muy fuerte a mi emoción.

Abrazos,

MaleNa said...

Tremendamente bello, reflejaste con tus palabras la inmensidad de un instante.

A veces siento que caminamos las mismas calles.

Un abrazo melanco.


MaLena

M.M. said...

Una decisión muy dolorosa. Pero bueno siempre le he tenido mucho respeto a las ruletas. Uno nunca sabe lo que puede resultar de ellas.

Igual me da mucha pena.

Besos,

Maya

UMA said...

Conmovedor.
Suena a un relato vivido.
Me has sabido posar en tus paisajes internos y en esos besos de despedida que alguna vez olvidè dar.
Mi abrazo, Fer.

Ana said...

Me ha llegado al corazón! No puedo explicarlo mejor; lo bueno de estos amores fugaces es que nunca terminan con el hastío y la rutina.

Besos

Isabel Romana said...

Una pincelada maestra, como todas las tuyas. Tienes una especial habilidad y sensibilidad para dejar entrever una historia completa a través de unos cuantos trazos. Eso es maestría... Un besazo.

Trini said...

Y, lo peor de todo es que, siempre quedará ese regusto amargo de no haber pronunciado esas palabras que, aún hoy, duelen en la lengua...
El destino, a veces, se vuelve contradestino...

Un abrazo

Elisa said...

Una preciosidad.
Realmente emocionante.

Te dejo un saludo desde mi balcón.

*elisa*

Fernando Sarría said...

El miedo se reserva sus mejores momentos.

Bohemia said...

Tu si que sabes como dar de pleno en la diana del alma, amigo mío...

mil besos

Freyja said...

Querido amigo
que bellos versos de esos amores de verano que han dejado cantando el alma alguna vez
una vez mas bello amigo
te dejo un gracias muy grande por estar cerca amigo y tus saludos
te dejo muchos cariños y que estes bien
yo estoy en un tratamiento bastante fuerte, eso me ha tenido alejada
un abrazo grande y cuidate amigo
besitos

besos y sueños

Freyja said...

me gusto mucho el new look del blog
besitos

Camille Stein said...

había que tener mucho amor para manipular el destino...

quizá era solamente la estocada florentina

... o quizá el destino estaba ya escrito, quizá el amor ya había dicho su palabra y el río volvía lento a su cauce... el verano juega a la ruleta con los amantes

un texto bello, precioso

mi abrazo

Algaire said...

Está claro que lo que sentían no era amor, el amor no se toma y se deja cuando uno quiere.
El poema muy bueno.
Buen fin de semana.

Gwynette said...

Vaya cambio de plantilla, creí que me había equivocado de casa !..me gusta ! =_O

Y quién dice que no fué amor lo que sintieron durante este verano?..si fueron intensos y sinceros, estuvieron enamorados..:-)

Besitos para ti

Sovka said...

UN TIRO AL BLANCO :) PRECIOSO.

TE DEJO UN ABRAZO

Laura said...

Me dio mucha ternura... y en algún lugar un pequeño dolor.

Claudia Perotti said...

A roleta do destino, um desafio, uma aventura!

Beijinhosssssssssss