Followers

Sunday, March 09, 2008

Duarte

Así lo llamaban en el barrio:
Duarte, a secas.
Sin nombre propio.
Tosco de aspecto,
mirar severo
y ojeras pronunciadas.
Bajo el saco
de gabardina lustrosa,
el bulto del arma delataba
un calibre importante.
Paraba en el bar
de la esquina y,
según decían,
apretaba a los morosos
de la quiniela clandestina.
Apoyado en el estaño
del mostrador,
con el fieltro del sombrero
ladeado sobre la ceja inzquierda,
fue nuestra diversión por
largo tiempo.
Una mañana de Diciembre,
en plena canícula,
lo encontraron tirado
en un zanjón del bajo,
con el mango de un puñal
clavado hasta el fondo.
Parece que no le dieron tiempo
de empuñar el revólver;
- cosa de hombres -
sentenció mi abuela.

25 comments:

Malena said...

No sé si decir que es un poema, Fernando. Lo que sé es que con tus palabras me has metido en esa historia de "hombres" y me has hecho vivirla. Gracias.

Un beso.

Dra. Kleine said...

Y como siempre, me maravilla la manera de estas letras..
Aqui sigo. Lenta pero leo.

Wilhemina Queen said...

Paso a decolverte la visita, a explayarme en tus versos preciosos y a decirte ¡gracias!

cariños,
Vero

Algaire said...

Como dice el refrán: "Quien a hierro mata a hierro muere".
Un saludo y buena semana.

angélica beatriz said...

Hola mi querido Amigo.

Este poema es un canto real, un pasaje más de la vida misma, donde la vida se juega a cada minuto, dejando tras de sí una estela de amargura y dolor.

Gracias por acompañarme siempre.

Un beso inmenso.

Raquel Fernández said...

Me gustó este poema, con su aire borgiano de cuchillos y malevos. Me gustó el final,"cosa de hombres".
Un abrazo!

gaitero en el exilio said...

Decia mi abuela:
quien anda con navaja, come mas que trabaja


oi en otra ocasion que si se saca la navaja ha de guardarse manchada, bien de comida, bien de sangre...


cosa de hombres, de cierto tipo de hombres, espero que en extinción...

Yessi said...

Bello poema, aunque un poco duro, pues sin duda auqnue es cosa de homres, mi abuela solia decir, no es de hombres atacar a traición.

Abrazos.

mismanos said...

Visitando nuevamente este gran sitio, veo que mejoras cada dia!
Un abrazo

Rantes said...

me gustan esos personajes con olor a puerto...

un abrazo, que estés bien

chau

EL HIPPIE VIEJO said...

ME PARECIÒ ALGO BORGIANO TU RELATO, NO SÈ SI ESO ES BUENO O NO.
ME GUSTÒ MUCHO!!!

UN ABRAZO FERNANDO

ADAL

SALUDOS A PIERINO..
CÒMO SE EXTRAÑÒ AL "LOCO" EL DOMINGO

Laura said...

En la vida todo lo que va vuelve. Bella manera de contarlo con un ejemplo de vida.
Abrazos

Art Pepper said...

Cosa de hombres será, que las abuelas llevan la razón por el mango.

Ciao

Abril Lech said...

Es un retrato costumbrista, y me pareció excelente. "Cosa de hombres", es verdad, así decían las abuelas del campo...

elisa de cremona said...

historia... vaya historia... y además casi verso..
un beso

Cuervo said...

sorpresas te da la vida... la vida te da sorpresas.

TERESA said...

Mi abuela diria:
-El se lo ha buscao-

Karina said...

todos conocimos algún personaje así, recuerdo en mis dias de niña, entre lluvia y olor a tierra mojada a un borrachito que siempre llegaba a mi casa...solo sé que lo encontraron muerto en una zanja...con una bala perforando su pecho...

abrazos mios...

Máximo Ballester said...

Lo primero que recuerdo es aquella frase: quien a hierro mata...
Qué facilidad tenés para contarnos una historia en pocos versos. Me encantó.

Te dejo un abrazo.

hera204 said...

Un aire a Borges para poner magistralemnte en un relato/poema todos los cliches sobre las cuestiones
"de hombres".- Un abrazo

Umma1 said...

Te interesa el tema, no Fernando. Es recurrente, cada tanto aparece una historia de estas.
Tiempos especiales. Le decía a Safiro que subió a su blog poema de Carrigeo, que si existiera un tunel del tiempo, pediría ir a ese Buenos Aires, en parte real, en parte mitológico.

Mi próximo post estará dedicado a vos.

Un abrazo

Claudia Perotti said...

Sim, gostei imensamente das tuas letras, Fernando. Este teu blog encanta-me por demais!

Beijinhossssssssssss

Indianguman said...

Un tango, amigo!
(De verdad dijo eso la abuela?)

Con mucha prisa por estos días...

Espero que estés bien

lully. ref. al desnudo said...

Me deja un sinsabor la forma en que muere Duarte, entre los humanos deviera de existir la armonía, porque siempre ¡Es mejor querernos!

Un abrazo para tí!

Furtiva said...

La carne de los hombres, sus golpes, la furia y la muerte. Algo así se quedó impreso en mi memoria de niña y tiemblo cada vez que lo recuerdo.