Followers

Sunday, December 23, 2007

Verano del 82

Aquel verano del 82
en Buenos Aires,
fue un enero
largo y triste.

No sólo sudor,
también lágrimas
mojaron la camisa
de hilo blanco.

Casi de noche,
en Acoyte y Rivadavia,
me explicaste con esa lógica
tan tuya que lo nuestro,
fue nada más
que el conjuro
de un imposible.

Es cierto.
Te había amado,
mal amado,
confundido en un tropel
de culpas que terminó
haciendo añicos,
el cristal más hermoso.

Guardadas en algún
bolsillo olvidado,
andan esas
astillas vidriadas,
para hacerme acordar,
cada tanto,
de tu pasar por mi vida.

32 comments:

©Claudia Isabel said...

Que manera tan simple, directa y hermosa de contar!!! me gusta tu poesía.
Te dejo un beso.

Laura said...

Hay años, explicaciones, momentos que rotos como papeles en un bolsillo, jamás nos abandonan.
Abrazos

Bohemia said...

Escribes que es un placer leerte...

Gracias mil por la tarjetita navideña, me hizo mucha ilusión recibirla. Un abrazo grande y mis mejores deseos para ti...

Besos

pancha said...

Ufff, pasan los años y el recuerdo de los que fueron amores aparece, nos recuerda los errores pero también el aprendizaje... besos y Feliz Navidad Fernando!!!!!

txanba said...

y he guardado tantos versos en mis bolsillos que algún los compartiré todos...

un abrazo, y que tengas una semana tranquila y solidaria.

Maybe said...

Pues paso a deleitarme con tu letra y a desearte Feliz Navidad!
Un abrazo.

Araceli Casanova said...

nostalgico andas, muy buen escrito.Amigo, paso a dejarte un abrazo en estas fechas tan puras.¡Feliz navidad y que comiences bien el nuevo año!. Ari

Lila Magritte said...

Ayyyyyyy!

Qué bello momento para escribirlo así.

May@ said...

Qué fantástica es la memoria!

No te olvidaré!

Feliz 2008!

Malena said...

Si hemos amado a alguien y ha dejado su rastro en nuestra vida, cualquier cosa nos hará recordarla siempre.

Triste pero tierna.Es una melancolía en forma de palabras.

Un beso, Fernando.

MaleNa la porteña. said...

Fernando amo tu poema, son tan de Buenos Aires, de llanto de bandoneón.

Sacudiste mi corazón, vivo a unas cuadras de Acoyte y Rivadavia y en esa esquina comprando cerezas, una tardecita de no sé que día me fui.

Ma-ra-vi-llo-so.


Besos van rodando por la avenida.

MaLe.

Isabel Romana said...

Un recuerdo muy melanc�lico. Enero es, siempre, un mes triste. Besos.

MORGANA said...

He sentido el dolor de ese cristal roto, que hermosamente doloroso.
Besos.

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO said...

Con sincero agrado vengo a retribuir tus buenos deseos.

Un fuerte abrazo y que el año que se avecina venga pleno de armonía, salud, paz y felicidad.

(Deberíamos celebrar el año nuevo "cada mes" ... o mejor ... "cada semana")

Que Dios te bendiga,

Alejandro

Rantes said...

los años no pasan en vano, las penas tampoco, siempre es bueno tener en cuenta lo que nos causó dolor....

un gran abrazo, disfruta estas fiestas,
chau

Laura Gomez said...

Hola que lindo esa sensacion de fragmentos estallando...

Felicidades que tengas un buen año!
Salud

Nochestrellada said...

Para los melancólicos, no exixten fechas para añorar lo que una vez fué, lo que no, lo que pudo ser...
Pero sí,es cierto,particularmente, los fines y comienzos de año, son días especiales para esas añoranzas...
Buen cominezo!
saludos

MaleNa la porteña. said...

Nuevamente por acá, ahora emocionada por tu solidaridad, por ser buena gente, te abrazo.


MaLe.

moderato_josef said...

para mi también los 80 fueron años significativos y cargados de belleza y de tristeza y amores que hoy ya forman parte de una lejanía a veces cercana en el recuerdo dolorido pero siempre indeleble. Felicitaciones. gracias por tu visita. Un saludo y buenas fiestas!

Anonymous said...

Un conocido mío, colombiano, médico, y ciego por más señas; lo expresa así:

Bien - Ven - Ido

http://blogs.orange.es/feliz-ahora

:Constanza: said...

El conjuro de un imposible..
que linda esa parte..
Aveces somos víctimas de conjuros, es cierto.
Lo importante es saber salir.Despegar.


Abrazos!!Feliz 2008!

Mireya said...

Ay esas fatídicas esquinas de Bs.As, a medida que una crece cada una guarda el ecreto de un encuentro o despedida, te deseo que el 2008 sea un bello año de encuentros maravillosos y pocas o ninguna despedida, te abraza

barb michelen said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Abril Lech said...

Todos guardamos astillas vidriadas, al mirarlas a veces pienso que de verdad he sido afortunada.

Hay quienes no han sabido atesorarlas en lugar algunos.

UMA said...

Triste, las mujeres tenemos una manera muy "lògica e hiriente" cuando nos despedimos.
Vale mi abrazo para aquel recuerdo que acecha.
Feliz año, Fer.

Pd:eramos vecinos, aunque yo no estaba en edad de que nadie me dejara abandonada en la esquina de Caballito;-)

Saludo dietético said...

Ese pasar dejo su huella bien marcada... que bueno que lo recuerdes, sin duda fue intenso lo que sentistes...
Besos!

Detras Del Espejo said...

Me hace acordar (y no se por que) a algun texto de Bioy Casares que he leido....

Muy bueno
Besos

Malena said...

Gracias Fernando por tus deseos. Yo también te deseo a tí y a tu familia un año lleno de salud y alegrías.

Gracias por aparecer en mi vida.

Un beso muy grande.

Umma1 said...

Eso queda de los amores del pasado: astillas, romas, las más de las veces.

Es curioso, Fernando, ayer, intentando limpiar, me fui a mis diarios, los que llevbo desde jvencita, intentando tirarlos. Me puse a leer uno del 82.
No pude deshacerme de él.

Leyéndole, me di cuenta cuando espacio ocupaba el amor, sus dolores, más figurados que ciertos, los malos pasos dados en el terreno del querer por inexperiencia. Cuanto tiempo absorvido, por situaciones, vista a la distancia, tan tan simples.

Dicen que con los años uno se vuelve burgués, también algo zorro.

En fin. vcenía a dejarte mi deseos para el 2008. Que sea unaño pleno, con metas, salud, amor, amistades.

Un fuerte abrazo

Denise said...

La idea de mal amar me la llevo. Un abrazo!

Lety said...

Inamovible, cimiento firme, me encanta encontrarte así amigo mío. Besos a Cecilia, este es un intento de vuelta a la blogósfera. Les quiero mucho y les llevo en el pensamiento con enorme afecto,

princess olie said...

Me estremecieron tus versos.
Pasé algo similar,
en 1984.
Alguna magia dolorosa
hubo en esa década.
Pero hoy las energías son livianas
y permiten curar más rápido
los leves cortes de esas astillas:
los demás, no sanaron nunca.

Mil cariños,