Followers

Sunday, November 18, 2007

El destierro

Conocí el camino
del destierro cuando,
bajo las arcadas de tus ojos,
dos luceros errantes
me negaron el permiso
para mirarte de frente.

Guardé el dolor
en las alforjas del alma
y me abrí paso en las
arenas del desierto.

29 comments:

Gabriela said...

No hay peor infierno que el que nos depara el desamor del otro, cuando nosotros todavía amamos.
Un abrazo, Fer.

Freyja said...

uiii que triste es cuando se niega el amor y se queda amando
el dolor del desamor es un dolor muy grande y que cuesta mucho tiempo que el dolor se vuelva solo recuerdo
bello como siempre amigo
te dejo muchos cariños y que estes muy bien
una linda semana y mil gracias por tus bellos saludos y compañia en Lagrimas
mil besitos


besos y sueños

Rantes said...

que triste tener que partir sin mirar atrás, y con el corazón destruido es peor.....

un abrazo, chau

princess olie said...

Un camino conocido por muchos
- me incluyo -
tras un decreto inapelable
del otro corazón.

Triste, triste, Fernando,
pero incluso así,
hermoso.

Abrazos,
olie

Esencia_Y said...

Absolutamente romántico

Princesa Dariak said...

Serà porque asì comencè mi propio èxodo a travès del desierto imaginario que tanto amo, mis huellas en la arena cambiante de los medanos. Y la vida nòmada, en libertad de ver de frente al horizonte...
Todo eso, expresado en un poema con una lìrica increible, y que por su final me emociona.
Precioso.

abrazos de luz.

Algaire said...

Cuando alguien niega el permiso para mirar de frente, lo mejor es sin duda el destierro voluntario.
Un saludo

Indianguman said...

qué lindo eso de guardarse el dolor en las alforjas del alma, es como recio, así como un vaquero al que le duele pero igual se hace el duro y se echa sus alforjas al hombro para que al menos ellas lo acompañen en su destierro

Malena said...

Fernando, vengo a darte las gracias por todo el cariño que me has dado cuando lo he necesitado.

Un abrazo muy fuerte.

Abril Lech said...

Los destirros son siempre terribles, ya lo sabemos, desde la misma época de Sócrates. Pero los destierros del corazón amado deben estar entre los peores. Yo de esto conozco. Lamentablemente...

Una desterrada.

Gwynette said...

...y la arena del desierto que parece inacabable y no se divisa nada en el horizonte como no sea arena y duna...como si no te movieras de sitio, ay !

Besitos de alcachofa

MaleNa - La Porteña said...

Muero de melanco, toda la tristeza en tu tinta.
Maravilloso.

Te abrazo.


Pd. Gracias por la recomendación "verde", me encanto. :)

Antonia said...

Hay novedades en la taberna Fernando, vaya y le contamos... besos

Malena said...

El día que los ojos que amamos dejan de mirarnos, nos sentimos en ese destierro del que hablas y nuestros pasos se hacen tan pesados como cuando pisamos la arena.

Es precioso, Fernando.

Un beso.

Karina said...

No sabes la sorpresa que me he llevado...cuando conocí tu blog, juré de guata que eras mujer jejeje, pero Ari corrigió mi error, y hoy cuentas mucho más con mi admiración.
Fernando, sino existiera el desamor, no podríamos realmente dimensionar cuando estamos siendo amados de verdad, y por otra parte, tanto de la dicha del amor, como del dolor nacen bellas poesias, unas verdaderas odas a la vida...

un abrazo enorme para tí.

Isabel Romana said...

Ser desterrado del amor es el peor castigo. Menos mal que nos queda el dolor... Besos.

Laura said...

Hace muy poco tiempo me dí cuenta que en desierto hay mucha vida, sólo hay que esperar atento para verla.
Abrazos

Mar y ella said...

En la aridez del desierto muuy poco florece,menos el amor...
Mariella.

PIER BIONNIVELLS said...

Debe ser muy triste cuando se te niega amar con libertad...Al final si no somos correspondidos es una pesadilla de dia con los recuerdos en las noches..

el desamor que ruin eres...

UMA said...

No lo dudo, Fer, y con què entereza se puede mirar el nuevo rumbo a los ojos.
Quiero de eso:)
Un abrazo

Claudia Perotti said...

é tanto sentir entremeado em tuas letras. um sentir que toma-nos a alma.

Beijinhosssss

Bohemia said...

Si unos ojos no dan el permiso no nos queda otra que marcharnos, eso si, nadie podrá negarse su recuerdo...eso si que no...

abrazos

Cata Fdez said...

que belleza tiene tu idea... que el destierro sea la aniquilación de "nuestros espacios"....

abstracto said...

Mirar de frente con la mirada apagada, es igual que no mirar y ver mas allá,pero el alma... esa siempre busca mas.
palabras sin fin...
bss

Rui Caetano said...

A dor quando nos atinge temos dificuldade em ultrapassar, mas lá vamos nos desenrascando.

Penelope said...

Cuando nos frenan el amor... el mundo avanza pero nuestro mundo es nulo.

Clara Gescovich-Pepe Curti said...

bechupepitoQué triste la palabra destierro. Prefiero que me hechen a empujones, así me voy enojada y es más fácil olvidar. Sin embargo cuesta mucho más cuando no hay broncas, simplemente una invitación a que te retires.

Clara Gescovich-Pepe Curti said...

Perdón, no sé por qué apareció la palabra "bechupepito".

Máximo Ballester said...

Me encantó, Fernando.
Destierro terrible, y lo peor no se puede volver a esa patria amada, isla perdida en mapas del olvido.

Un abrazo.