Followers

Sunday, October 21, 2007

El zaguán

En los umbrales
del zaguán,
fresco y perfumado,
nos besamos
por vez primera.
El rumor
de un arroyuelo
nos envolvió,
quédamente,
casi sin darnos
cuenta.

37 comments:

En el bosque encantado... said...

El milagro de ser leída... en medio del beso, con el miedo del beso...
Sólo quería agradecerte, desde el fondo de mi alma... que pese a todo, jamás hayas perdido la esperanza, ni me hayas olvidado...

De verdad, muchas Gracias

Amor said...

bonito...

un beso

santi

Nika said...

ese primer beso, tan esperado, se guarda en el baúl de los momentos insuperables.

abrazos

MaleNa - La Porteña said...

Precioso..precioso!!!

Las cosas primordiales, se dan sin que nos demos cuenta...quizás.

Te abrazo con lo mejor de mí.

M.

quantum said...

Sucede a veces que aquello de lo que no nos damos cuenta permanece en nosotros, como lo humilde que perdura.
Qué bueno "verte" de nuevo. Y leerte, siempre.
Un abrazo, Fernando.

Freyja said...

que lindo, el primer beso se siente tan magico, que nuestro alrededor queda sin que nos demos cuenta
muchos cariños y que estes muy bien, un abrazo grande y una linda semana
besitos



besos y sueños

PIER BIONNIVELLS said...

Es la espera de esos segundos...Ese beso llega el primero el mejor.. el inolvidabe.

precioso.

txanba said...

que bonito, zaguán. me quedo ahí...


un abrazo.

Malena said...

Es un momento dulce el del primer beso. Con toda su inocencia e inexperiencia, pero jamás se olvida.

Un beso, Fernando.

raulintosh said...

Has vuelto caballero. Mágico como siempre.

Bohemia said...

Recuerdo que vuelve siempre con el mismo sabor...

Me gusta la palabra zaguán...

Besos

Laura said...

Las historias de zaguanes son mas o menos parecidas en el relato aunque cada una es única en sí misma.
Abrazos

Gustavo Tisocco said...

Y el amor siempre nos envuelve, nos torna duendes...
Un abrazo Gus.

MORGANA said...

Un fluir de sentimientos.

Algaire said...

El primer beso, ese que nunca se olvida y que además viene siempre a la memoria acompañado de la imagen del lugar y los aromas que los rodeaba.
Un saludo

gaitero en el exilio said...

casi sin darnos cuenta
del beso de tornillo
al que quitamos la tuerca
y el canto del hererillo

nos recibia desde la puerta
sin habernos dado cuenta
que de sentimientos tormenta
nos empapaba una boca suculenta...

Claudia Perotti said...

Quanto encantamento!
Beijinhossssss

art pepper said...

Me gusta, me trae recuerdo a cuenta.

kiantei said...

Y el zaguán guarda el recuerdo
y el rumor del arroyuelo se volvió soneto ...
Muy bello maestro amigo.

Cerillo said...

El indeleble primr beso

Rantes said...

mmmmm....el primer beso es un milagro.....

que placer recordarlo

un abrazo

chau

c said...

qué diáfano!!

besito

Furtiva said...

una droga, ese beso. lo que más añoramos, no darnos cuenta por un instante y quedarnos en esa tibieza.

©Claudia Isabel said...

Linda imagen de ese primer beso, de ese primer encuentro con la piel del otro...Me encantó!
Saludos desde una buenos Aires Lluviosa

UMA said...

Simple, como las inolvidables y sencillas historias de amor.
Bello, un placer, Fer-
Abrazos

George said...

entonces ha sido un beso con aroma a arroyuelo.

Kota feel's said...

me impresiona como palabras tan solidas y creativas pueden hacer tanto en la imaginación de uno..
aplausos.. como siempre hermoso escritoo!:D



bss!

gaitero en el exilio said...

precioso como nos tienes acostumbrados

lavacamariposa said...

tan inolvidable y permanente sin darte cuenta...
un beso enormeee!

Umma1 said...

Un beso podía ser sutil y el escenario tan etereo.
Tiempos.

Un gran abrazo Fgiucich

Miguel said...

aprovecharé el firmamento de una mirada para entrar en el zaguán ... como si fuese el interior de la música de tu abrazo.

gaitero en el exilio said...

mis poemas por mucho que los meta en un blog, no llegan ni a la suela de los vuestros, podeis comprobarlo...

gracias por estos regalos

May@ said...

Rotos en el raval. Otros Aires
http://www.otrosaires.com/ )

[... ♪ ♪♪

Desde algún Manuel Vazquez Montalbán
Hasta un chabón argentino y rasta
Aquí está toda la humanidad
Entre Saint Antoni y Las Ramlas

Como un puchero, pero de razas
Pasa un milagro que nunca pasa
Se besan solos en un zaguán
La marroquí con el catalán

Las razas, los resos, las risas roncas
Los ramos, rameras, las rosas rojas
La rima que rime con resignar
Los ratos rotos en el raval... ]

Denise said...

Oh.... oí el arroyo, vi el beso. Como siempre, termino imaginando la historia completa detrás de tus palabras!

Isabel Romana said...

Hermosa evocación, en la cual a la penumbra del zaguán se une ese rumor húmedo y familiar del agua corriendo... Besos.

princess olie said...

Mi primer beso
no fue al alero
de un romántico zaguán,
pero creo que igual oí
murmullos de agua
y trinos de pájaros
:-)
al punto que,
cuando lo evoco,
se me instala una sonrisa de verdad
en el rostro del recuerdo...

¡Cariños!
olie

Abstractos said...

Fresco y perfumado
recuerdo su beso,
en la mejilla,
timido y no ausente,
y el roce de su costado,
en mi mano,
bajo el rallo del neón.

besos

PD Mirando otros entre aqui.