Followers

Monday, January 01, 2007

Historias comunes (IV)

La guitarra fue el arma
de seducción que lo acompañó
toda su vida.

Participó en cuanta serenata
propia y ajena así lo exigía
y en noches perfumadas
percibió que lo miraban
como el hacedor de romances.

Nadie como él,
ni mejor que él.

Cuando lo convocaron
a la milicia, partió con el
instrumento en banderola
y se ganó varios francos
rasgueando boleros
interminables.

Lo volví a ver
en los primeros años de facultad y
aunque no compartimos
una amistad muy profunda,
nos saludábamos con cierto
afecto.

Cuando empezó la conspiración
para tomar el rectorado
yo me pasé redactando
discursos y panfletos.
El, mientras tanto,
guitarra en mano,
enamoraba sin vergüenzas
a todas las damitas
revolucionarias.

El tiempo nos sacó la revolución
de la sesera,
dejé la carrera muy cerca del final
y la guitarra se perdió entre
el asfalto y la vida.

Nos volvimos a encontrar
treinta años después.
No lo reconocí al principio
porque no pude asociar
un manco con aquel
talentoso guitarrista.
El sí se dió cuenta al instante
de quién estaba enfrente
y lo miraba con curiosidad .

Bajó la vista, se miró el muñón
y con una sonrisa triste me dijo:
-¿ Sabés? Tuve que vender la guitarra -

26 comments:

Laura said...

Que triste historia pero me quedo con las palabras de ese hombre que, no llora sobre su muñón sino que desplaza la atención a la venta de su guitarra, como si una y la otra cosa no tuviesen nada en común.
Abrazos

Bohemia said...

Gracias por el regalo de esta primera historia en este nuevo año...

Mil besos

quantum said...

La vida, entre separaciones y reencuentros, puede llegar a arrancarnos tantas cosas.
Gracias, Fgiucich, amigo, por seguir estando.
Todo lo mejor para ti en este nuevo año: brindo por ello.
Mi abrazo.

Gabriela Zayas said...

Mi querido Fernando, un poema conmovedor.
Un abrazote de 2007!

Umma1 said...

Cuantas cosas me puso a pensar.
Es triste.
Vender la guitarra, porque no hay ya esperanza...

Un abrazo, querido amigo.

Emilio said...

Excelente respuesta del guitarrista don EFE. Buena historia. Un gran 2007 para usted.

nika said...

el final golpea fuerte.

abrazos

pérdidas incuantificables.

David Wilson said...

feliz 2007 para ti y mucha energia circundante para crear , exito en todo ,suerte y gracias por tus visitas a mi taller.

George said...

ZJYMCuna historia no muy común, aunque si lo es no?, un gran guitarrista que vende la guitarra.

Saludos y FELIZ AÑO 2007

Freyja said...

TRISTE LA HISTORIA, HAY COSAS EN LA VIDA DE UNO QUE TIENEN UN GRAN VALOR
HERMOSOS VERSOS COMO LO SABES HACER AMIGO
MIL BESITOS Y EL COMIENZO DEL 2007 SEA MARAVILLOSO
MI ABRAZO Y GRACIAS DESDE EL BLOG DE FREYJA



BESOS Y SUEÑOS

Freyja said...

DESDE SOLO SUEÑOS PARA TI LO MEJOR, ERES UN ENCANTO DE AMIGO, Y UNA BELLA PERSONA
FELICIDADES AMIGOS
MIL BESITOS




BESOS Y SUEÑOS

Olie said...

Ésa es la profundidad del Hombre. Saber encontrar en lo adverso una cuota de optimismo.

Hermoso, como todos.

Abrazos 2007

Javilina said...

...
qué triste!
qué conmovedor!
cuántas vueltas da la vida!

un abrazo

Kiantei Castor said...

Qué historia notable!
Pues ahora se le podrán escuchar los acordes del recuerdo haciendo música desde su silencio.

Te dejo mi abrazo de Felíz año nuevo nuevo amigo mío...
¡Será un año espléndido!

TERESA said...

Muy bonito,pero tambien triste.

Lety said...

Cuantos pasos de aquellos andares en este poema don Fernando.
Cuantas penas para el joven bohemio y alegrías para quien narra.

Ay muchas formas de perder la guitarra...

Les dejo a todos mi abrazo cariñoso

M.C said...

Una guitarra sin mano, que conmovedora y ademas hermosa historia, contada a tu estilo...excelente!

Rantes said...

la guitarra, que fiel compañera para acompañar a un revolucionario........

el muñon es otra cosa....

un abrazo en este nuevo año,
chau

Abril Lech said...

opap¡Corazón!

(Ha mentido: la guitarra no fue vendida, descansa junto a él cada noche en la misma cama, como la mujer que no se tuvo, la ilusión perdida o todo aquello que pudo ser y se frustró)

Mi abuelo era concertista de guitarra y lavaba sus manos como si fueran cristales, suave en cada movimiento se que no le hubiera importado perder sus piernas, ¡Pero sus manos!

Imagino el talento como el destino que se hace visible. Creo que nos acompaña porque tiene una misión en nuestra vida, pero también en la de quienes están cerca.

Me pregunto si lo manifiesto lo es también por ausencia... En ese caso la misión está cumplida.

(Gracias por tu mensaje en mi Blog, cumplió su misión :-))

Cata Fdez said...

uff... cuesta desprenderse del sueño. Te dejo un feliz 2007 acá. Has sido un compañero y amigo de letras genial. Gracias. Espero contruir más contigo.
Un beso grande.

Umma1 said...

MUY FELIZ CUMPLE, fernando!!!!!

Hay torta? ;)
Me alegra que te gustaran ls fotos.

Un enorme, enorme abrazo.(F)

DE PROPOSITO said...

'Sabes...tive que vender a guitarra.'
A vida por vezes é demasiado funesta. E quando vendemos algo que faz parte da nossa vida, é como vendermos a própria vida. Seria bom que não houvessem guitarras, seriam bom que não houvessem dores, seria bom bom que não houvessem 'muitas coisas', assim não haveria sofrimentos.
Um abraço.
manuel

Gwynette said...

Quizás el hombre puso sentido del humor a su circunstancia..

abracitos de alcachofa

Denise said...

:_(
Menos mal que cuentas las historias más tristes de la forma más sensible... pobre, de verdad. Siempre he tenido miedo de algún día perder la posibilidad de hacer las cosas que me hacen feliz, y solo imaginarlo me parece aterrador.
Un abrazo

almaenamorada said...

Ay..!
Dolorosa historia.. pero con esa fuerza que siempre queda..aun despues de ese "vacio"..


Me gusto mucho!!

Te dejo un abrazo y feliz miercoles!
=)

Salene said...

This is great info to know.